Cuauhtémoc Cárdenas, con el ánimo “tan alto como el día anterior”

El que fuera tres veces candidato presidencial por el PRD aclara que su vida política aún no ha llegado a su fin.
Continúa su labor en el GDF.
Continúa su labor en el GDF. (Jorge Carballo)

México

Para Cuauhtémoc Cárdenas, tres veces candidato presidencial del PRD, su salida de este partido no significa el fin de su vida política.

Asegura que no se va decepcionado de la fuerza política de la cual es fundador; sin embargo, se niega a hacer pronósticos sobre el futuro electoral de ésta.

En su primer día sin militancia, desde hace 25 años que nació el PRD, el ingeniero señaló —sin titubeos— que su ánimo tras la decisión de renunciar es “tan alto como el día anterior”.

Además, cuestionado sobre una posible salida de más perredistas de ese partido, aseguró: “No sé, estas son decisiones personales, yo no estoy llamado a nadie a que me siga, tampoco estoy imponiendo condiciones a nadie para que se quede”.

Ayer, las actividades de Cárdenas como servidor público se mantuvieron sin alteración. Como coordinador de Asuntos Internacionales del Gobierno capitalino asistió por la mañana a un foro sobre los Retos para la construcción de una nueva agenda progresista y, más tarde, acompañó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, a una conferencia de prensa en la que se reconoció su labor para la realización de una cumbre de alcaldes en 2016.

Cárdenas va enfundado en un traje azul y corbata verde. Los días de corbata amarilla, distintiva de los militantes del PRD, ya quedaron en el pasado.

Concluido dicho acto, quien fue el primero en ostentar el puesto de jefe de Gobierno del Distrito Federal, en 1997, se refirió a la decisión tomada una noche antes.

“Con este paso que he dado para mí termina la vida partidaria, pero esto no quiere decir que termine mi actividad política o pública. Simplemente no estaré encuadrado  en ninguna organización partidaria, seguiré, en las posibilidades que tenga, escribiendo, hablando”, señaló.

—¿Se abre un boquete en la izquierda con la salida de Cuauhtémoc Cárdenas?

—No creo en una sola, creo que hay muchas izquierdas y ahí estamos ubicados muchos, cada quién según su propia definición. Yo mantendré mi activismo en las luchas y en las causas por las que he tomado compromiso, seguiré insistiendo en que se reviertan las reformas energéticas, en la presentación con vida de los jóvenes de Ayotzinapa, y en que se ponga en libertad a los voceros de la tribu yaqui”, explica con voz pausada, pero firme.

—¿Se va decepcionado, ingeniero?

—No, simplemente hay diferencias, puntos de vista distintos. Me parece que en este momento mi presencia no abona, y no ayuda tampoco a las causas”, señala flanqueado por uno de sus hijos, también de nombre Cuauhtémoc, quien lo acompaña en todo momento.

—¿Le ve futuro electoral al PRD sin usted?

—Pues en esto yo ya no hago pronósticos —dice antes de retirarse a las oficinas de la coordinación de Asuntos Internacionales que él encabeza.

En la casona, ubicada en la calle República de Chile, explica que su actividad será en la sociedad civil. Como la Fundación Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano, en cuyas instalaciones apenas el sábado pasado, rodeado por ex integrantes de la Corriente Democrática que dio paso al nacimiento del PRD, reconoció que ya valoraba su salida de ese partido.

Cárdenas pasó el resto de la tarde de ayer atendiendo solo los asuntos relacionados con su encargo a unas calles del Zócalo donde —en 1989— se fraguó el nacimiento del PRD, ese  partido del que ya dejó de ser parte.