Cuarta reunión de Meade y Wayne por el espionaje

El encuentro se llevó a cabo al mediodía en las instalaciones de la cancillería, al regreso de Meade de Ginebra, donde participó en la segundo evaluación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
El rector de la UNAM.
El rector de la UNAM. (Especial)

México

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, se reunió ayer con el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, para abordar una vez más el tema del espionaje.

Por cuarta ocasión y por instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto, el canciller mexicano citó al representante del gobierno estadunidense para reiterar la exigencia de una investigación sobre el tema, incluyendo las recientes revelaciones.

El encuentro se llevó a cabo al mediodía en las instalaciones de la cancillería, al regreso de Meade de Ginebra, donde participó en la segundo evaluación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En días pasados el secretario de Relaciones Exteriores aseguró que a través de las vía diplomáticas, el gobierno de Barack Obama otorgó todas las garantías de que no se realiza ningún tipo de espionaje a México.

En tanto, el PAN reprobó el espionaje de EU y exigió no solo una explicación, también el compromiso del gobierno de Obama de respeto a la privacidad de los mandatarios y sus gobiernos.

Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN, aseguró que se trata de “una práctica completamente reprobable, no basta un señalamiento, debe haber una respuesta, un compromiso por parte del gobierno de EU, una respuesta de qué es lo que ha hecho y a qué se compromete en el futuro”.

Sobre la explicación que el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, dio a los legisladores respecto a que los presidentes Peña y Obama ya miran hacia adelante y han dejado de lado las diferencias por las acusaciones de espionaje, aseguró que “la capacidad tecnológica que tiene EU lleva también el compromiso del respeto a los derechos de los pueblos y de las naciones, y que eso no le concede ninguna facultad para intervenir a los gobiernos vecinos”.

Nada que esconder

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, no descartó que esa casa de estudios esté siendo espiada por los servicios secretos de Estados Unidos.

“Podría sí, cualquiera, pero yo no sé, no tengo ninguna evidencia, ninguna absolutamente de eso”, declaró.

Durante la inauguración del Encuentro Interdisciplinario: El Acceso de los Jóvenes a la Ciencia y la Cultura, en León, Guanajuato, subrayó que la UNAM no tiene nada que esconder. Por ello, no tendría ningún sentido que la espiaran.

“Es una institución que no tendría por qué ser espiada, lo que hacemos es público, es con recursos públicos y es para el conjunto de la sociedad”, agregó.

Asimismo, dijo que las ideas de los estudiantes no tienen derechos reservados, pero sí su trabajo intelectual; sin embargo, garantizó que los académicos saben cómo manejar el trabajo de sus alumnos, cómo cuidarlo y en su momento cómo registrarlo.

Narró visitó ayer las instalaciones de la Escuela Nacional de Estudios Superiores de León, donde encabezó el encuentro Interdisciplinario, en el cual participó el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, así como destacados académicos de la universidad y de otras instituciones.

Sobre la reforma hacendaria, declaró que estuvo de acuerdo con la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto; sin embargo, habían algunos aspectos que se tenían que mejorar, los cuales no detalló.

“Tenemos que hacer un esfuerzo entre todos, los que ganamos más tenemos que aportar más a este país, no hay ninguna duda, tenemos que ser mucho más justos”, consideró.

También manifestó que está contra las protestas de la CNTE, al reprochar que tanto los gobiernos locales como el federal, así como la misma sociedad los “dejaron crecer”.