Cruzada contra el Hambre debe lograr una reducción más amplia de la pobreza: Coneval

El Coneval detectó que la intervención efectiva de la Cruzada sólo fue posible para un número acotado de personas y debería ampliarse ante los 55 millones de pobres del país.
El secretario de Desarrollo Social estará en Chiapas para evaluar el programa Cruzada Contra el Hambre.
El secretario de Desarrollo Social estará en Chiapas para evaluar el programa Cruzada Contra el Hambre. (Twitter @JoseAMeadeK)

Ciudad de México

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) la Cruzada contra el Hambre ha logrado reducir las carencias de la población que atiende pero el número de personas en pobreza sigue creciendo en el país, por lo que recomendó encontrar mecanismos para que sus efectos sean más amplios.

En el "Balance de la Cruzada contra el Hambre 2013-2016" presentado hoy por el Coneval se explica que entre 2012 y 2014 la población objetivo del programa pasó de 7 millones de personas en pobreza extrema de alimentación a 7.1 millones de personas debido al aumento de la carencia por alimentación a nivel nacional y con la disminución del ingreso promedio real de los hogares, "a pesar del trabajo coordinado de las dependencias en el marco de la Cruzada".

Aunque el Coneval detectó que las acciones de la Cruzada han logrado reducir las carencias sociales de los hogares en pobreza extrema, de los 7 millones de personas objetivo del programa, se deben encontrar mecanismos para lograr la reducción de la pobreza más amplia que involucra a 55 millones de personas.

"Lo más probable es que la intervención efectiva de la estrategia sólo fue posible para un número acotado de personas y que para el resto de la población objetivo no se contó con los recursos para atenderla, lo cual, aunado a la problemática del ingreso real de este periodo, afectó su bienestar general", se precisa en el documento.

El Coneval propone aplicar una política social en la que se impulsen esquemas que mejoren la actividad económica del país, como estrategias que mejoren los salarios reales, la productividad, la inversión y la estabilidad de los precios para generar un incremento sostenido del poder adquisitivo.

Al analizar la contribución de cada programa de la Cruzada en el abatimiento carencias sociales el Coneval encontró que para algunas carencias un solo programa basta para incidir en el indicador, como ocurre en el caso de carencia por acceso a los servicios de salud. En contraste, existen carencias para las cuales, incluso la suma de todos los programas asociados es insuficiente para abatirlas, como en la carencia por acceso a la seguridad social.

"Pese a sus avances, la Cruzada no ha logrado detonar los procesos necesarios para que cada programa planee en función de la aportación que cada uno puede tener para abatir cierta carencia".

El Coneval observó que entre sus beneficiarios la Cruzada ha logrado un efecto en la reducción de la pobreza extrema de 2 puntos porcentuales, sin embargo, no detectó ningún efecto en el indicador de carencia por acceso a la alimentación.

"Estos resultados son congruentes con la reducción en el porcentaje de población con carencias sociales mostrado en la medición de pobreza nacional 2014 y sugieren que la Cruzada ha contribuido a reducir la brecha existente en los niveles de pobreza extrema entre la población que atiende y la población comparada, siempre y cuando la estrategia llegue directamente y de manera contundente a los beneficiarios de la población objetivo".

El Coneval considera importante que en la segunda mitad del sexenio no sólo se puedan mejorar los elementos de la Cruzada, sino que la estrategia se enmarque en otra más amplia de reducción de pobreza, inclusión y acceso efectivo a los derechos humanos.

La Cruzada fue diseñada como un programa flexible para hacer modificaciones sobre la marcha por lo que el Coneval le ha hecho observaciones en sus tres años de operación que "ha permitido mejoras".