Critican aceptación parcial de recomendaciones de la ONU

Organizaciones de derechos humanos lamentaron que el gobierno mexicano no haya aceptado las cuatro recomendaciones sobre la figura del arraigo.

Ciudad de México

Organizaciones nacionales e internacionales criticaron que el gobierno mexicano haya admitido de manera parcial las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y destacaron que persiste la impunidad en casos de tortura y las desapariciones forzadas.

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) celebró que el Estado mexicano asumió casi en su totalidad las recomendaciones recibidas, sin embargo, lamentó que las cuatro recomendaciones relacionadas con la figura del arraigo no hayan sido aceptadas.

Y señaló que "es incomprensible que a pesar de las recomendaciones de al menos 9 mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas para eliminar el arraigo por ser violatorio de derechos humanos, México justificara la aplicación de esta figura".

Para la CMDPDH la no aceptación de las recomendaciones relativas a la eliminación del arraigo aplicado en el contexto del combate a las drogas y al crimen organizado es una muestra más que en la actual administración no ha existido un cambio significativo en la estrategia de seguridad.

El arraigo constituye claramente una forma de detención arbitraria contraria a las obligaciones en materia de derechos humanos que México ha adquirido y viola, entre otros, los derechos de libertad personal, legalidad, presunción de inocencia, las garantías del debido proceso y el derecho a un recurso efectivo.

Además, el arraigo amplía las posibilidades de una persona de ser sometida a tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes. El bajo índice de sentencias de casos de arraigo han demostrado además su ineficacia. Según información recabada por la CMDPDH, más de 8 595 personas han sido arraigadas y solamente en el 3.2 por ciento de los casos se han emitido sentencias condenatorias.