Critica OCDE ley de telecom; propone endurecer sanciones

Planteó al Senado triplicar las sanciones previstas para los operadores de las telecomunicaciones, al considerar que la iniciativa presidencial contiene penalidades “relativamente bajas”.
El pleno del Senado.
El pleno del Senado. (Tomada de Twitter / @LiliaMerodio)

Ciudad de México

La Organización para el Crecimiento y Desarrollo Económico (OCDE) recomendó al Senado que las reformas en telecomunicaciones fortalezcan a la Constitución y, entre otros ajustes, propone endurecer y triplicar las sanciones previstas para los operadores de las telecomunicaciones, al considerar que la iniciativa presidencial contiene penalidades “relativamente bajas” de solo 5% y 2.5% de los ingresos anuales.

En el documento de opiniones entregado al Senado, la OCDE considera que la iniciativa enviada por el Ejecutivo contiene deficiencias y propone modificaciones a los principios de competencia, régimen de interconexión, al régimen de licencias, protección al consumidor y al régimen de sanciones.

El panista Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones, dijo que es extraña esta postura de la OCDE y le sorprende “porque prácticamente está diciendo que la ley no se meta a detalle, que la ley no haya ningún tipo de determinación o definición en cuanto a tarifas de interconexión, a la asimetría entre las tarifas, inclusive no está de acuerdo en que haya concesiones únicas y dice que debieran ser licencias otorgadas de manera simple no obstante ser servicios públicos”.

En ese sentido, señaló que son consideraciones que se van a tomar en cuenta, como las demás que han presentado los invitados del foro.

El documento circulado a los senadores bajo el título “ Comentarios del Secretariado de la OCDE a la iniciativa de la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión de México”, plantea que el paquete legislativo haga que los servicios de telecomunicaciones sean más competitivos y beneficien a todos los mexicanos.

“De ahí que sea imperativo que la iniciativa preserve y fortalezca el espíritu de la Reforma Constitucional, a saber, impulsar la competencia en el mercado y crear un órgano regulador sólido. La regulación en materia de telecomunicaciones es un asunto exclusivamente técnico que, como tal, debería ser de mutua colaboración y no politizarse”.

La OCDE afirma que “existen serias deficiencias en el texto actual que deben resolverse”, porque la iniciativa remitida es demasiado prescriptiva en cuanto a la regulación del mercado, lo cual puede obstaculizar las funciones del IFT al socavar su facultad de analizar y emitir regulaciones.

“El prescribir detalladamente una regulación en la Ley (lo que tardaría décadas en reformarse) introduce una rigidez innecesaria en un sector que se transforma a un ritmo acelerado, y al mismo tiempo se genera el riesgo de que la regulación se vuelva obsoleta rápidamente. Recomendamos al Senado corregir tales limitaciones”.