Crimen en México no cabe en un país civilizado: Obama

Dice presidente de EU que “es un problema crónico de narcotraficantes, que en algunos casos toman el control de pueblos y de regiones enteras”.
Posible, que administraciones futuras quieran echar atrás la orden ejecutiva sobre migración, acepta.
Posible, que administraciones futuras quieran echar atrás la orden ejecutiva sobre migración, acepta. (Kevin Lamarque/Reuters)

Washington

Estados Unidos puede cooperar para mejorar el sistema de justicia criminal y las capacidades de investigación de las autoridades desde el nivel federal hasta los municipios, afirmó este martes el presidente Barack Obama.

"Porque esto sí nos afecta. México es nuestro amigo y vecino. Queremos que prospere", dijo, destacando que los casos de violencia extrema y desapariciones denunciadas en el país "no tienen cabida en una sociedad civilizada".

Obama se refirió al caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero, y dijo que su gobierno ofreció ayuda para la investigación, porque la violencia de su país vecino le "afecta".

"Esto será investigado. Hemos ofrecido asistencia para dar exactamente con lo que pasó, nuestras capacidades forenses, para llegar al fondo", dijo Obama en una entrevista a la televisora latina Telemundo.

"Es un problema crónico de narcotraficantes, que en algunos casos toman el control de pueblos y regiones enteras", señaló.

Los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa desaparecieron luego de ser atacados a tiros el 26 de septiembre por policías en Iguala, Guerrero, que después los entregaron a sicarios del narcotráfico, develando la infiltración del crimen organizado en las fuerzas del orden municipal.

La identificación, el sábado pasado, de los restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos ha elevado los temores de que todos hayan sido asesinados, en lo que sería una de las peores masacres desde el lanzamiento de una ofensiva militar contra el narcotráfico en 2006.

Más de 80 mil personas han sido asesinadas y 22 mil se encuentran desaparecidas desde entonces.

Consultado sobre si ese clima de violencia y violaciones de derechos humanos debería condicionar la ayuda estadunidense a México, Obama evitó una respuesta precisa.

"Creo que lo mejor que podemos hacer es ser un buen socio y construir sobre el progreso que se ha hecho", apuntó.

Pide coraje

El presidente Obama instó a que el coraje de los jóvenes indocumentados que se acogieron al programa de acción diferida (DACA) sirva de ejemplo a los inmigrantes que ven esa iniciativa con reservas.

En un foro sobre migración en Nashville, Tennesse, Obama reconoció que se requerirá una alta participación para dar confianza a muchos indocumentados sobre los beneficios de las medidas que anunció tres semanas atrás, dado el incierto escenario que existe.

"Sin una ley (de reforma migratoria), es verdad que en teoría una administración futura pueda hacer algo que resulte muy dañino, pero políticamente no es muy probable que vayan a revertir todo lo que hagamos, pero puede ocurrir", dijo en respuesta a una pregunta.

El registro para acogerse a la protección de estas medidas dará ventajas a los inmigrantes indocumentados, ante la eventualidad de que el Congreso apruebe una reforma migratoria.

"Cuando aprobemos una reforma, quienes se han tomado el tiempo para registrarse, pagar impuestos, someterse a un proceso de verificación de antecedentes, tengan documentos que demuestren que han hecho eso, van a tener menos dificultades para calificar para un estatus legal".

Explicó que aprobar el proceso de verificación debe incentivar a la gente a registrarse, "pero construir confianza va a tomar tiempo" y el trabajo de agrupaciones comunitarias será de suma importancia.

Claves
Foro el domingo

- Un foro informativo, al que se espera asistan miles de inmigrantes, será realizado el domingo en Los Ángeles, anunciaron las organizaciones estadunidenses que promueven el encuentro.

- El foro buscará dar asesoría a inmigrantes que pueden ser beneficiados por la orden ejecutiva anunciada por Obama.

- El acto gratuito se llevará a cabo en el Centro de Convenciones de Los Ángeles, con capacidad para diez mil personas.