Crédito por 900 mdp genera polémica entre partidos

Una guerra de declaraciones y acusaciones entre partidos políticos, específicamente entre el PRI y PAN de Durango.
El crédito desató la controversia.
El crédito desató la controversia. (Silvia Ayala)

Durango

Una guerra de declaraciones y acusaciones entre partidos políticos, específicamente entre Acción Nacional y el Revolucionario Institucional, se ha generado tras la aprobación de una contratación crediticia por 900 millones de pesos para el gobierno del estado de Durango.

La noche del pasado martes, el Congreso local aprobó con 26 votos a favor la autorización de este crédito para el gobierno del estado, con el que se busca seguir impulsando el desarrollo de la entidad que se debe concretar con la apertura de la supercarretera Durango-Mazatlán; sin embargo el crédito ha generado una serie de señalamientos entre los partidos.

En primer lugar, el dirigente de Acción Nacional, Víctor Hugo Castañeda Soto, señaló que “bajaron las pocas obras que viene ejecutando el gobierno federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Durango y no se ve por dónde puede propiciarse el desarrollo económico de la entidad. No creemos que éste pueda lograrse con deuda pública”.

Por su parte el diputado Juan Quiñones indicó que de forma arbitraria. “Fue aprobado por la vía del fast track en dos sesiones vespertinas, simulacro y mayoriteo incluido”.

En respuesta a estos señalamientos, la dirigencia priista respondió que Acción Nacional miente, pues el endeudamiento del gobierno ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público asciende a poco más de cuatro mil millones, una diferencia de más de seis mil millones en relación a lo mencionado por el PAN. El presidente del PRI estatal, Otniel García, respaldó el financiamiento de 900 millones de pesos impulsado por el gobernador Jorge Herrera y calificó al PAN de doble moral por descalificar sin fundamentos esta medida”.