Crean ley para regular y sancionar los asilos en NL

El Congreso local aprobó la reforma que servirá para revisar las condiciones de seguridad de las casas para adultos mayores, a través de inspecciones de Protección Civil y la Secretaría de Salud.
Había asilos reincidentes en incumplir norma
(Milenio)

Monterrey

Para eliminar el maltrato a los ancianos, regular las condiciones de los asilos y sancionar a los que incumplan lineamientos de protección civil e higiene, el Congreso local aprobó la creación de la Ley de Instituciones Asistenciales Públicas y Privadas para las Personas Adultas Mayores, posicionando a Nuevo León a nivel nacional en la materia, después del Distrito Federal.

Tras su análisis dentro de la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Humanos, los diputados avalaron la nueva Ley, propuesta por el diputado del PRI, Gerardo Juan García Elizondo, en noviembre del 2013.

El legislador dijo que algunas casas de asistencia para adultos mayores no cuentan con las medidas de salud y seguridad.

"Vemos deficiencias en todas las instituciones, tiene que haber unas multas o consideraciones mayores para lo que no estén acatando las medidas", señaló.

En entrevista, el diputado mencionó que uno de los aspectos más importantes que la ley pretende es eliminar el maltrato a los ancianos.

"Hay casas que tienen tres o cuatro adultos que operan bajo condiciones insalubres, tratamos de que tengan una calidad de vida óptima.

"Es para que tengan algo de capacitación por parte de las instituciones y no estén nada más a la deriva los adultos (...) vemos deficiencias en todas las definiciones", mencionó.

García Elizondo señaló que en el Distrito Federal existen leyes sobre esta materia, pero que después de ellos Nuevo León sería de los pioneros.

"Somos precursores en esta materia, pero creo que en el Distrito Federal hay algo parecido y en algún otro estado de la República estaría incrementándose", mencionó.

Actualmente en el Estado hay 60 asilos registrados, aunque podrán estar establecidos hasta 80, según investigadores de la Universidad de Monterrey.

Sin embargo, según el INAPAM, establece que en Nuevo León existen 181 asilos y estancias, de los cuales 120 son privados y 61 públicos, y en cada uno conviven desde 20 o 30 adultos mayores hasta 90 o 100, dependiendo el espacio del lugar.

Nuevo León cuenta con 372 mil adultos mayores, aunque en cinco años esta cifra podría duplicarse, lo que en términos relativos representará 11.6 por ciento de la población total. Es decir, será una entidad paulatinamente más veterana y experimentada.

El diputado comentó que al crear la ley se revisarán las condiciones de seguridad de las casas a través de inspecciones de Protección Civil, además de la injerencia de dependencias como Protección Civil, Secretaría de Salud y el Sistema DIF del estado para supervisar el trato y atención a sus moradores.

"La Ley es para determinar cómo operan, qué capacitación tienen, cómo son atendidos, pero lo principal para los adultos mayores es que tengan la mejor calidad de su vida.

"Es tener más requisitos en cuanto a la protección a los adultos mayores (...) en públicas y privadas hay deficiencias, por eso queremos estar al pendiente de la situación con el Inapam, el DIF y con gente experta en la materia", señaló García Elizondo.