Continúan las protestas

Por más de cuatro horas, maestros y normalistas cerraron la autopista Acapulco-Zihuatanejo y la caseta La Venta.

México

Estudiantes de diversas instituciones protestaron en el Distrito Federal por la indagatoria sobre el caso Iguala, que apunta a que los 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron asesinados y sus cuerpos calcinados en Cocula.

Un grupo bloqueó la avenida Insurgentes Sur, en las inmediaciones de Ciudad Universitaria; el cierre provocó asentamientos viales en ambos sentidos de Periférico, por lo que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina alertaron a los automovilistas.

Estudiantes de la UAM Xochimilco cerraron Calzada del Hueso y Hacienda Xalpa, en la colonia Villa Quietud y Anillo Periférico a la altura de avenida Tláhuac. En tanto, policías custodiaron el avance del Metrobús que corre por Insurgentes Sur para prevenir actos vandálicos.

Por la noche, aproximadamente 300 personas se concentraron en el Ángel de la Independencia para realizar una velada en apoyo a los familiares de los normalistas sin que se reportaran afectaciones a la circulación en Reforma.

Los manifestantes se sentaron en las escalinatas del monumento, encendieron velas y portaron pancartas con los mensajes “Ya me cansé” y “México también se cansó” en referencia a la frase que expresó el procurador Jesús Murillo Karam al dar a conocer los avances de la investigación

Posteriormente, marcharon hacia la PGR, donde exhibieron una bandera de México negra, los mensajes “Fue el Estado”, “Todos somos Ayotzinapa, ni perdón ni olvido y sin cansancio”.

GUERRERO

Durante más de cuatro horas, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) y normalistas de Ayotzinapa bloquearon la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo.

Al mismo tiempo maestros y estudiantes de Acapulco tomaron la caseta de peaje de La Venta, en el puerto, por más de cuatro horas. En ambos casos, los docentes y alumnos del Frente Único de Normales Públicas del Estado de Guerrero demandaron la presentación con vida de sus compañeros.

También retuvieron y saquearon vehículos de empresas nacionales y transnacionales y pidieron cooperación a los automovilistas para permitirles el paso. La Ceteg exigió respeto para las familias de los 43 desaparecidos y anticipó que intensificará sus protestas.

En la plaza central de Chilpancingo, la Ceteg reprochó la manera en que la PGR pretendió vincular el hallazgo de cenizas y restos humanos con la desaparición sin pruebas científicas.

“Nosotros le pedimos respeto al gobierno federal y su procurador, porque no pueden jugar así con los sentimientos de padres y madres que están sumamente angustiados”, dijo Ramos Reyes Guerrero, secretario general.

Anticipó que estarán presentes en las protestas de la Normal Rural de Ayotzinapa como parte de los acuerdos de la Asamblea Popular Nacional (APN).

Por la tarde, maestros y policías comunitarios bloquearon los alrededores de Tixtla, Guerrero. Desde temprano los dos accesos de Chilpancingo a Tixtla, y de ésta a Apango, estaban cerrados. En la caseta de Tixtla cobraron 10 pesos a los automovilistas por el paso.

CAMINATA, RUMBO A LA CAPITAL

En Morelos, la Marcha 43x43, proveniente de la ciudad de Iguala, Guerrero, inició su última etapa de la caminata rumbo al Distrito Federal; el líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, se unió a la caravana.

El vocero José Alcaraz aseguró que “la movilización resume el sentimiento generalizado de la sociedad, pues “el pueblo está harto (de la violencia y de la muerte), pero tiene miedo de salir”.

El representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos (CIDH), José Martínez, dijo que “no aceptaremos huesos”, en referencia a la reconstrucción de osamentas que el gobierno realizó en los 70 para entregar los restos de los jóvenes desaparecidos a las madres del comité Eureka.

En tanto, en Tapachula, Chiapas, estudiantes de la Escuela Normal de Educación Física tomaron la madrugada de ayer la presidencia municipal en solidaridad con la lucha de los padres de familia de Ayotzinapa. De forma pacífica cerraron los accesos al inmueble municipal y advirtieron que intensificaran sus acciones.

En Oaxaca, en el tercer día de protestas, normalistas y alumnos de la Universidad Autónoma Benito Juárez retuvieron autobuses del transporte público, bloquearon calles, pintaron monumentos y tomaron casetas de la autopista Oaxaca-México; estudiantes de la Normal Regional de Putla de Guerrero se apoderaron de la localizada en San Pablo Huitzo.

(Con información de: Jorge Becerril, Javier Trujillo, Rogelio Agustín, José Antonio Belmont, Israel Navarro, David Monroy, Juan de Dios García Davish y Óscar Rodríguez.)