Sigue impunidad en derechos humanos, HRW a EPN

El director de Human Rights Watch, José Manuel Vivanco, indicó que a pesar de que se han tomado algunas acciones positivas, hay pocas evidencias de avanzar más allá de lo retórico.
José Manuel Vivanco
José Manuel Vivanco (Especial)

Washington

Al aproximarse el primer año de mandato de Enrique Peña Nieto en México "se continúan produciendo nuevas violaciones graves de derechos humanos con impunidad", afirmó un documento de la organización Human Rights Watch  divulgado este martes.

En una carta abierta a Peña Nieto, José Manuel Vivanco, director de la división de HRW para las Américas, criticó también que la gestión del presidente mexicano no haya mostrado "avances significativos" en la investigación de abusos a los derechos humanos en el pasado.

HRW recordó que Peña Nieto asumió el poder con un discurso en el que se comprometió a "hacer realidad los derechos humanos" y admitió que era necesaria una nueva estrategia para respetar y hacer respetar esos derechos.

"No obstante, a casi un año de gobierno, el cambio en su estrategia de derechos humanos continúa siendo, en gran medida, exclusivamente retórico", afirmó la carta firmada por Vivanco.

En este primer año de gobierno, añadió la carta, Peña Nieto "ofreció escasas evidencias de que esté dispuesto a avanzar más allá de compromisos retóricos y adoptar medidas concretas para poner freno a los abusos" que marcaron la "guerra contra el narcotráfico".

El documento reconoció que la gestión de Peña Nieto "ha adoptado algunas medidas positivas" para proteger los derechos humanos, pero agregó que la entidad posee reportes según los cuales las fuerzas de seguridad continúan cometiendo atropellos durante su combate al crimen organizado.

HRW "ha identificado casos que demuestran que militares y policías continúan cometiendo graves abusos de manera impune durante su presidencia", afirmó Vivanco en la carta, para mencionar "desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y torturas en estados en todo el país".

De acuerdo con la entidad, a pesar de evidencias que señalan la participación de agentes estatales, "ningún funcionario ha sido consignado en estos casos".

En particular, la entidad mencionó la falta de investigaciones profundas sobre la participación de miembros de las fuerzas de seguridad en los casos de desaparición forzada de personas.

Por otra parte, la carta recordó a Peña Nieto que "periodistas y defensores de derechos humanos en México continúan enfrentando graves riesgos debido al trabajo que realizan" en el país.

"Evitar que se cometan nuevas violaciones de derechos humanos requiere investigar aquellas cometidas en el pasado", reforzó HRW.