Consultas populares, ¿en qué van?

El PRD, Morena, PAN y PRI solicitaron la realización de consultas populares. Las tres primeras ya las analiza la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Alejandro Sánchez Camacho, Cuauhtémoc Cárdenas, Silvano Aureoles, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados y Jesús Zambrano, dirigente del PRD, al término del acto de Recepción de Firmas de la Consulta Popular en Materia Energetica.
Alejandro Sánchez Camacho, Cuauhtémoc Cárdenas, Silvano Aureoles, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados y Jesús Zambrano, dirigente del PRD, al término del acto de Recepción de Firmas de la Consulta Popular en Materia Energetica. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene la última palabra sobre si las consultas populares que los partidos políticos solicitaron proceden por su transcendencia nacional y sus preguntas se incluirán en la jornada electoral del próximo 7 de junio de 2015.

Lo que le toca a los partidos

El procedimiento marcaba que los partidos debían solicitar ante el Congreso de la Unión -Cámara de Diputados o el Senado- la realización de una consulta popular.

Una vez recibida dicha solicitud, los partidos debían reunir firmas ciudadanas en el formato aprobado por el Congreso, para demostrar que la consulta era respaldada por al menos el 2 por ciento de la lista nacional de electores –aproximadamente 1 millón 600 mil.

El 15 de septiembre pasado venció el plazo para la presentación de las firmas necesarias en los formatos correspondientes.

Los partidos cuya solicitud se hizo ante el Senado entregaron ahí las firmas, los que lo hicieron ante diputados las llevaron a San Lázaro.

El PRD entregó a la Cámara de Diputados 86 cajas con 2 millones 356 mil 664 firmas para solicitar formalmente una consulta popular para revocar la reforma energética.

También en la Cámara de Diputados el PAN entregó 2.5 millones de firmas para que se convoque a una consulta ciudadana sobre la necesidad de aumentar el salario mínimo en el país.

Morena entregó al Senado 2 millones 700 mil firmas para la consulta sobre la reforma energética que ese partido promueve.

El PRI también entregó al Senado 6 millones 75 mil 752 firmas con las que solicitaron una consulta para eliminar 100 diputados plurinominales y a los 32 senadores de representación proporcional.

Lo que le toca al INE

Todas las firmas fueron enviadas al Instituto Nacional Electoral para que confirmara la cifra de firmas entregadas, que no se repetían nombres y así validara las solicitudes.

El INE debía notificar a la cámara correspondiente sobre la validez de las firmas presentadas por los partidos.

El INE ya validó las firmas de Morena, las del PRD y las del PAN. Aún revisa las del PRI.

Una vez validadas las firmas por el INE y notificado el Congreso de la Unión, los presidentes de ambas cámaras debían solicitar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación analizar las solicitudes de consulta.

Miguel Barbosa envió la solicitud de Morena y Silvano Aureoles las del PRD y el PAN.

Lo que le toca a la SCJN

La Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió a trámite la revisión para resolver sobre la constitucionalidad de las solicitudes de consulta popular en materia de reforma energética, solicitada por el PRD; la de Morena, sobre el mismo tema; y la de ingreso digno de los trabajadores, presentada por el PAN.

La Suprema Corte de Justicia deberá discutir sobre la constitucionalidad de la materia de consulta popular.

La ministra Margarita Beatriz Luna Ramos estudia y elabora el proyecto sobre la consulta que solicitó el PRD que desea preguntarle a la ciudadanía si:

"¿Estás de acuerdo en que se mantengan las reformas a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución en materia energética?".

El ministro José Ramón Cossío Díaz estudia y elabora el proyecto sobre la consulta que solicitó el PAN que desea preguntarle a la ciudadanía si:

"¿Estás de acuerdo en que la Ley Federal del Trabajo establezca que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos fije un nuevo salario mínimo que cubra todas las necesidades de una familia para garantizar al menos la línea de bienestar determinada por el Coneval?".

Mientras que la ministra Olga Sánchez Cordero estudia y elabora el proyecto sobre la consulta que solicitó Morena que desea preguntarle a la ciudadanía si:

"¿Estás de acuerdo o no en que se otorguen contratos o concesiones a particulares, nacionales o extranjeros, para la explotación del petróleo, el gas, la refinación, la petroquímica y la industria eléctrica?".

En caso de que se declare la inconstitucionalidad de la materia de las consultas populares, el presidente de la Mesa Directiva de la cámara que corresponda, publicará la resolución en la Gaceta Parlamentaria, dará cuenta y procederá a su archivo como asunto total y definitivamente concluido.