Consignar a militares por Tlatlaya es avance, pero tardío: diputada

Elena Tapia Fonllem, coordinadora del Grupo Plural de Trabajo para dar seguimiento al caso Tlatlaya, dijo que la actuación contraviene el espíritu de la reforma.
Ocho militares que participaron en el oprativo en Tlatlaya fueron detenidos el viernes.
Siete militares que participaron en el operativo en Tlatlaya fueron consignados. (Juan Pablo Becerra-Acosta)

Ciudad de México

La consignación de siete elementos militares relacionados con el caso Tlatlaya es un avance, "aunque tardío", dijo Elena Tapia Fonllem, coordinadora del Grupo Plural de Trabajo creado en la Cámara de Diputados para dar seguimiento al tema.

Dijo que la actuación del Estado mexicano contraviene el espíritu de la reforma que aprobó el Congreso de la Unión en abril pasado.

"De nueva cuenta, y a pesar de la reforma, la jurisdicción militar se extralimitó, pues mantuvo durante mucho tiempo la investigación sobre un hecho que a simple vista trascendía la mera disciplina castrense".

Señaló que los cargos de ejercicio indebido del servicio público, abuso de autoridad y homicidio calificado en el ámbito civil, por sí mismos, son del todo insuficientes.

"Se requiere una interpretación de los hechos a la luz de los estándares internacionales sobre el uso legítimo de la fuerza y contra las ejecuciones extrajudiciales y arbitrarias. Además es necesario plantear sanciones contra quienes hayan incurrido en la alteración de la escena del delito, las fallas en la cadena de custodia, las irregularidades dentro de la investigación, así como los posibles actos de encubrimiento", dijo.