Conseguir 10% de la votación, la meta del PVEM

Arturo Escobar, vocero nacional del PVEM, dice que están “en condiciones de obtener más de 250 curules durante la próxima elección”.
Asegura que la participación de tres nuevos partidos no los afectará.
Asegura que la participación de tres nuevos partidos no los afectará. (Nelly Salas)

México

Al calificar al PVEM de “aliado de Enrique Peña Nieto”, y en consecuencia del PRI, el diputado Arturo Escobar reconoció en la figura del Presidente al jefe máximo de su partido; además, descartó que en la elección federal vayan a perder votos por haber apoyado las reformas, como la energética. Incluso, comentó que “aquellos que mantienen un discurso nacionalista, alejado de la realidad”, pagarán un “costo político” en 2015.

El vocero del partido y en los hechos su líder, aseguró que el PRI y el PVEM están “en condiciones de conseguir una mayoría absoluta, es decir, más de 250 curules, durante la próxima elección. Ese es el compromiso”, porque “no veo condiciones para conseguir mayorías constitucionales”.

Escobar señaló que el Partido Verde “hasta la elección de 2018 somos aliados absolutos del presidente Enrique Peña Nieto, lo consideramos el jefe político de nuestro partido también. Después habrá que ver, pero somos aliados del Presidente y, en consecuencia, aliados del PRI”.

Detalló que el objetivo del partido es llegar en 2015 a un piso mínimo de 10 por ciento de la votación y ampliar su grupo parlamentario, que actualmente consta de 34 integrantes.

Escobar reiteró que en ningún momento han pensado en que su registro corre peligro dentro de la próxima elección, porque su porcentaje de votación está en los rangos de 6.5 y 7 por ciento.

“Creo que estamos en una posición de poder presumir las reformas que hemos construido bajo el eje del presidente Enrique Peña Nieto. Creo que son escenarios que te ayudan a la construcción de una buena plataforma, de un buen discurso y de buenas alternativas de partido”, consideró.

VAN POR LOS JÓVENES

En 2011 el Partido Verde modificó sus estatutos y aprobó una dirigencia donde desapareció la figura de presidente. En su lugar se crearon la Vocería, el Secretariado ejecutivo y el Secretariado Técnico. Jorge Emilio González, ex presidente, es ahora miembro del Consejo Político Nacional.

Interrogado respecto si dicha supremacía resulta sana, el diputado ecologista respondió que eso “depende de quién gobierne”, pero aseguró que el presidente Peña Nieto es un demócrata que entiende de equilibrios y contrapesos, y lo ha demostrado con la forma en que ha cedido para conseguir las reformas que al país le urgían.

Para Escobar, la participación de tres nuevos partidos en 2015 no perjudicará al Partido Verde y, en el caso de Morena, reconoció que el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador le permitirá obtener una votación muy por arriba de la requerida para mantener el registro, “pero no lo veo compitiendo para hacer ningún tipo de mayoría de forma independiente en virtud de la prohibición que tienen para aliarse el año que entra”.

Además, pintó su raya y dejó claro que ese partido tiene su “renta electoral en la izquierda mexicana” y no afectará al verde, que busca “un electorado que busque una alternativa joven, con un discurso mucho más moderno, de competencia, de modernización de las instituciones. El discurso de Andrés está basado en un radicalismo mucho más allá de la izquierda que se conoce hoy en el mundo”, dijo.

Morena, resumió, será un nuevo factor de competencia en 2015 por el simple hecho de tener a López Obrador, porque se trata de “un partido de un solo hombre, es un partido-hombre o un hombre-partido si me permiten el término”.