“PRI peñista, por amplia mayoría en San Lázaro”

Es vital que el Presidente cuente con el apoyo de una Cámara de Diputados fuerte y capaz de garantizarle la concreción de las reformas estructurales recién avaladas, que serán la "carta fuerte" ...

México

El PRI apuesta a la obtención de una amplia mayoría en la Cámara de Diputados, que permita al partido operar la plena implementación de las modificaciones constitucionales en la segunda mitad del sexenio, aseguró el dirigente nacional del tricolor, César Camacho Quiroz.

En las elecciones intermedias del próximo año no solo se elegirán nueve gobernadores, también 300 diputados federales de mayoría relativa y se definirán 200 de representación proporcional.

Por ello, Camacho Quiroz consideró que es fundamental que el jefe del Ejecutivo cuente con el apoyo de una Cámara de Diputados fuerte, capaz de garantizar al gobierno federal la concreción de las reformas y el cierre del sexenio.

El líder priista recalcó a MILENIO que a la par de la renovación de estructuras y formación de cuadros partidistas, la figura del presidente Enrique Peña Nieto funge como emblema de la construcción de un nuevo priismo, el "priismo peñista".

Destacó que las nuevas generaciones se están formando conforme a la filosofía política de partido y al proyecto de nación que asumió el poder en el 2012.

Camacho insistió en que la aplicación de las reformas estructurales propuestas por el gobierno de la República es la carta más fuerte del PRI para pedir el voto de los mexicanos en los próximos comicios.

El presidente del tricolor presumió que los resultados de un buen gobierno, encabezado por Peña Nieto, se reflejarán en las urnas pues, dijo, su proyecto de país está en consolidación.

Sobre los reclamos que han lanzado PAN Y PRD tras la disolución del Pacto por México, Camacho Quiroz aseveró que en el terreno de la política prevalece una actitud pactista que sirve para la construcción de mayorías y consensos.

Acotó que en la propuesta y discusión de reformas nadie puede alegar sentirse engañado, porque el trato entre políticos ha sido un "trato entre profesionales".

Añadió que la franca y legítima cercanía del Presidente con el partido busca consolidar el relevo generacional de militantes y dirigentes.

El próximo año 17 estados celebrarán elecciones, ¿Con qué oferta llegará el PRI para pedir el voto de los ciudadanos? ¿Presumirán las reformas?

Las reformas le están cambiando el rostro a México, nos están permitiendo competir en el mundo global con condiciones de salir avante, de ganar. El mundo de las telecomunicaciones, la competencia económica, una radiodifusión mucho mejor regulada, mayor competencia que genere la prestación de servicios en mejores condiciones a mejores tarifas para los usuarios y la reforma con mayúscula, que es la reforma energética, tendremos en breve el instrumental jurídico que necesita el Presidente de la República, que necesitan Pemex y la Comisión Federal de Electricidad para de una vez por todas detonar el crecimiento económico tan ansiado y multiplicar las oportunidades de empleo, la generación de riqueza para tener qué repartir.

Con la ley por delante podemos también difundir que un buen gobierno puede ser la carta de presentación, no la única, pero una muy importante que constituya la oferta política que tenga consigo una especie de refrendo, un aval a quien está haciendo bien las cosas y que requiere de compañeros de causa política en la Cámara de Diputados, en los gobiernos locales para concretar, desarrollar, para ir más lejos en el mismo rumbo que están enmarcando las reformas.

Nosotros no queremos ganar por ganar. Ganar para el ensimismamiento de una persona o unas siglas, queremos tener oportunidades de representación popular para convertirlas en buenos resultados.

Ya recuperamos la Presidencia de la República y con toda legitimidad y sin ningún recato, digo, vamos a trabajar, estamos trabajando porque queremos ganar la mayoría en la Cámara de Diputados en 2015.

Presumen de un periodo reformador. En este contexto, ¿cuál es el nuevo priismo que están construyendo? ¿Quiénes llevarán la propuesta política del PRI para los próximos años?

Estamos formando al priismo peñista, porque el de esta generación es un priismo que está relevando a muchos o se está incorporando para enriquecer, oxigenar la militancia, la dirigencia y no solo es un partido con siglas y principios heredados, históricos, tenemos una actualización de los planteamientos del PRI, esa actualización se ha hecho en consonancia con la propuesta de Enrique Peña Nieto de 2012.

Desde el inicio de su gobierno hemos generado un alineamiento tanto programático como de acción política y obviamente a los priistas que estamos formando en este tiempo, en la escuela de cuadros, en la maestría de políticas públicas, en los círculos de debate político, es un priismo sintonizado con la filosofía política, con los planteamientos de gobierno de Enrique Peña Nieto.

Hay una transformación, hay un PRI del siglo XXI, hay un PRI del 2012 en adelante, que no hay que perder de vista que 2012 marca un hito en la vida política del país y del PRI porque el partido recupera la Presidencia desde la oposición.

Existe una relación madura, la relación entre el jefe del Ejecutivo y su partido es franca y abierta, es el caso de la mexicana. Nosotros tenemos una fluida comunicación, respaldamos de manera absoluta y completa las iniciativas del Ejecutivo porque creemos en ellas y porque estamos en la misma sintonía programática.

El PRD y el PAN han reclamado la traición al Pacto por México, incluso han señalado el uso de esas fuerzas políticas para beneficio del tricolor. ¿El PRI ha utilizado a los partidos de oposición? ¿Ha buscado más las mayorías que los consensos?

Creo que se mantiene una actitud pactista, más allá de que las iniciativas surjan o no del Pacto por México que formalmente puede haber terminado, lo cierto es que los temas están pendientes.

Para hablar literalmente de mayorías en términos aritméticos ninguno tiene la mayoría, en consecuencia lo que se necesita es tender puentes, platicar, hacer política para que con las aportaciones de todos podamos tener leyes que sean apoyadas por el número suficiente de legisladores que logren la mitad más uno.

Lo que el PRI tiene son argumentos, razones que se han puesto sobre la mesa, se han defendido, que se han postulado, pero el PRI también tiene una actitud abierta para escuchar, para respetar e incorporar puntos de vista distintos. Yo soy un convencido de que en la política como en la vida, nadie tiene la verdad completa, pero podemos construir entre todos una norma que nos satisfaga.

Estas reformas y este trato entre políticos es un trato entre profesionales. Nadie se puede llamar engañado, las cosas se han hecho siempre de cara a la ciudadanía y con los medios no sólo como testigos, sino como correa de transmisión para llevar y traer, incorporar puntos de vista, así se construye la democracia. Creo que hoy México da cuenta de su capacidad para edificar y no de posturas cerradas que impidan caminar para adelante.