Medina paralizó al Congreso, aseguran diputados

Rebeca Clouthier y Eduardo Arguijo adjudican a la intervención del gobernador del Estado que las cuentas públicas, señaladas como irregulares, estén detenidas.
Rebeca Clouthier Carrillo, legisladora del PAN, en rueda de prensa.
Rebeca Clouthier Carrillo, legisladora del PAN, en rueda de prensa. (Eduardo Mendieta)

Monterrey

El Congreso de Nuevo León y las respectivas cuentas públicas que señaló Samuel García, de Movimiento Ciudadano, están atoradas por culpa de la "mano pachona" del gobernador Rodrigo Medina, aseguraron esta mañana los diputados Rebeca Clouthier Carrillo y Eduardo Arguijo Baldenegro.

En rueda de prensa, al término del Comité de Vigilancia que encabeza Clouthier, los legisladores del PAN y PRD, respectivamente, descartaron que el Congreso vaya a aprobar cuentas públicas con fallas por más de 7 mil millones de pesos como lo denunció el diputado ciudadano electo, Samuel García, horas antes.

Sin embargo, sí dieron a conocer por qué las cuentas públicas, al igual que el trabajo legislativo, han estado detenidos durante los últimos tres años.

"El común denominador de la parálisis fueron los desencuentros, fueron los desacuerdos, no fueron los consensos a favor de la gente, el llamado fue que siempre nos dejáramos de eso, de las luchas de poder, de la rebatinga que traíamos de discusiones estúpidas y que nos pusiéramos a trabajar, pero, ¿ya para qué les digo?, nos quedan 10 días", mencionó la panista.

En ese momento y para complementar, el diputado Arguijo Baldenegro intervino:

"Rebeca, pero sobre todo, la intervención excesiva del gobernador del Estado, todo lo echa a perder aquí en el Congreso del Estado".

"¿Es la mano pachona?", complementó Clouthier.

"Es (intervención) del gobernador del Estado, y el (gobernador) que viene, viene igual, porque el gobernador en turno tiene una bancada ahí adentro.

"Tendrá 16 diputados que hacen que se cantee la balanza", siguió el perredista.

Arguijo criticó que la cuenta pública de 2012, del Gobierno del Estado, donde existe un quebranto por un monto de 14 mil millones de pesos, sí está plagada de irregularidades pero que fue aprobada en la Comisión de Hacienda y luego por los propios 42 diputados ante el Pleno del Congreso.

Lo que también mermó al Congreso, según Clouthier Carrillo, fueron los diputados locales de todos los partidos que se fueron a buscar otro cargo de elección popular.

"Toda la gente que se largaron de candidatos, los que se fueron dejaron abandonados sus comisiones, en el caso de la Quinta de Hacienda, y (el diputado Eduardo) Cedillo se fue, dejó a una persona, de muy buena intención, pero sin conocimiento, donde nosotros cuando ella llegó pudimos avanzar un poquito, pero luego regresa Cedillo y se vuelva atorar todo y teníamos la intención de limpiar al cien por ciento y no pudimos hacer.

"Ahí se perdió la continuidad y la eficacia que teníamos en el caso de la Quinta, pero no sé en el caso de ustedes, (el diputado) Édgar Romo, que también se fue y pasó lo mismo en la Comisión de Hacienda del Estado", señaló.