Concluye participación de legisladores mexicanos en Cuba

En la clausura de la XV Reunión Interparlamentaria México-Cuba, ambos países acordaron aumentar el intercambio comercial y condenaron el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos a la isla. 
El presidente de la Asamblea de Cuba, Esteban Lazo y el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa.
El presidente de la Asamblea de Cuba, Esteban Lazo y el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa. (Angélica Mercado)

La Habana

Los congresos de México y Cuba emitieron una declaración conjunta en la que pactaron identificar el potencial común para aumentar el intercambio comercial, de servicios e inversiones en la clausura de la XV Reunión Parlamentaria México-Cuba. 

Ambos países acordaron ampliar la cooperación y lograr un mayor intercambio de bienes y servicios y resaltaron la apertura de una oficina ProMéxico en Cuba, también coincidieron en incrementar la colaboración en el campo de las fuentes renovables de energía e impulsar la creación de proyectos de inversiones.

El diputado Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, aseguró que en esta reunión hubo franqueza, lealtad y la amistad histórica que existe entre los pueblos de México y Cuba.

La senadora Mariana Gómez del Campo Gurza, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y El Caribe, destacó que en esta reunión hubo acuerdos en aspectos económicos, ciencia, tecnología, educación, cultura.

En la declaración conjunta leída por la vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Mari Machado, ambas partes reconocen el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y la liberación de la isla en la lista de los países que promueven el terrorismo.

Condenan bloqueo económico a la isla

Ambos países condenaron el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra la isla.

Las delegaciones de México y Cuba llamaron al Congreso estadunidense a derogar las diferentes leyes y medidas que constituyen un freno a la economía cubana.

Al respecto, el presidente del Senado de la República, Miguel Barbosa Huerta, agradeció a nombre de la delegación mexicana la generosidad de haber recibido información de asuntos que sólo atañen a los cubanos.

Las nuevas relaciones entre Estados Unidos y Cuba sólo corresponden a estos dos países, “manifestamos nuestro respeto; y el interés que mostramos refleja la solidaridad con el destino del pueblo cubano”, expuso el senador Barbosa Huerta.