Legisladores mexicanos en La Habana presumen relación con Cuba

Los legisladores mexicanos que se encuentran en Cuba ofecieron al gobierno cubano que el Congreso mexicano será actor neutro en la normalización de sus relaciones con Estados Unidos.
La Casa de México en el centro histórico de La Habana, Cuba.
La Casa de México en el centro histórico de La Habana, Cuba. (Angélica Mercado)

La Habana

El Congreso mexicano ofreció hoy al gobierno de Cuba ser un actor neutro en la normalización de sus relaciones con Estados Unidos, sin embargo, pidió que de una vez se trabaje en la definición de las fronteras marítimas de los tres países y en construir un área clave de desarrollo económico.

Al iniciar en La Habana los trabajos de la XV Reunión Interparlamentaria México-Cuba, a la que acude la comitiva mexicana más numerosa con 28 diputados y senadores, el presidente del Senado, Miguel Barbosa, dijo que el Legislativo mexicano saluda el proceso de normalización de las relaciones entre el gobierno de la isla y el estadunidense, al retomar el apotegma de Don Benito Juárez de que "entre los hombres como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz".

Ante legisladores de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, encabezados por su presidente Esteban Lazo, y el embajador mexicano Juan José Bremer, Barbosa Huerta subrayó que las relaciones entre ambos países se encuentran en un momento fundamental y a nivel legislativo, como Ejecutivo, el diálogo fluye.

"México sigue con gran interés la evolución política y económica de Cuba. Observamos con atención su legislación y las políticas implementadas por el Estado cubano con el objetivo de modernizar la economía y continuar trabajando a favor del progreso nacional", acotó.

Al ponderar que "saludamos el proceso de normalización de las relaciones de Cuba con Estados Unidos. Como todo el mundo, en diciembre de 2014, nuestro país manifestó su beneplácito ante la disposición de La Habana y de Washington de derribar un histórico muro que ha dividido al hemisferio por más de medio siglo".

Desde la Casa de México enclavada en el centro histórico de La Habana, Barbosa indicó que particularmente el Poder Legislativo, y desde luego el Ejecutivo, han sido siempre aliados de Cuba en los asuntos hemisféricos, por ello siempre repudian el embargo económico estadounidense a la isla, así como las decisiones posteriormente implementadas para endurecerlo porque se trata de una medida que no beneficia a nadie.

Recordó que México siempre se ha manifestado por la solución pacífica de las controversias y el respeto a la autodeterminación de los pueblos. "No debemos olvidar que compartimos frontera marítima con Cuba y Estados Unidos. Incluso, se trata de una frontera cuya delimitación conjunta sigue siendo materia pendiente".

"Esperamos que muy pronto podamos encontrarnos nuevamente con legisladores y funcionarios cubanos, y también con estadounidenses, para trabajar en una delimitación marítima justa para nuestros países".

A su vez, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina, Mariana Gómez, ofreció que México será un país neutro en este relanzamiento de las relaciones entre la isla y Estados Unidos.

"Deseamos que en el contexto de normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos nuestro país funja precisamente como punto de encuentro de sus posiciones, como actor neutro que unifique y promueva el entendimiento. Estamos llamados a ser, con base e la humildad, la democracia y la justicia un puente de comunicación y consenso entre América del Norte y América Latina", expresó la senadora.

En tanto, por la comitiva de diputados, el priista y ex embajador en Cuba Heriberto Galindo, manifestó que "pase lo que pase" México será solidario con los cubanos, como lo ha hecho hasta ahora.

En tanto, Esteban Lazo ofreció explicarle a los mexicanos en qué situación se encuentran las conversaciones con Estados Unidos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, que se realizan sobre la base de la igualdad de derechos y el respeto mutuo a ambas naciones.

Manifestó que con los legisladores mexicanos habrá dos días de intercambio y debates destinados a fortalecer la base de la confianza, el entendimiento y el respeto la relación histórica y explorar vías para ampliar y estrechar más los nexos entre ambos países.

Al término de la ceremonia, Alejandro Encinas entregó como regalo una copia tomada del Archivo General de la Nación del expediente Granma de 1952 a 1958, primera versión en facsímil rescatada.

En pleno verano, con sus guayaberas y vestidos de algodón, los 28 integrantes de la comitiva mexicana dieron un paseo por la Habana Vieja. "Ha traído vestidos claros porque el verano ha estado a todo lo que da", comentó Dolores Padierna.

El coordinador priista y yucateco, Emilio Gamboa, dijo que este calor "¡es igualito al de mi tierra!"; en tanto el panista Ernesto Cordero no soltó su botella de agua para hidratarse y el también perredista Fidel Demédicis tomó fotos en todos lados del Museo de la Ciudad, donde el gobierno de Suecia entregó a los cubanos el rifle del Mayor General Antonio Maceo.