Congreso pide retirar escoltas y vehículos blindados a funcionarios

La propuesta realizada por el perredista Eduardo Arguijo, se debió a la supuesta declaración del secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, sobre que la inseguridad era cosa del pasado.
La propuesta fue rechazada por diputados del PRI, pero alcanzó los votos necesarios.
La propuesta fue rechazada por diputados del PRI, pero alcanzó los votos necesarios. (Archivo)

Monterrey

Si ya no hay inseguridad en Nuevo León... Ya no se requieren escoltas personales y vehículos blindados, al menos así lo definió el Congreso del Estado que este jueves exhortó al Gobierno del Estado y municipios, para que retiren esta protección a sus funcionarios, esto luego de las declaraciones del secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, quien aseguró que: "La inseguridad es cosa del pasado".

Fue el diputado local y líder de la bancada local del Partido de la Revolución Democrática, Eduardo Arguijo, quien presentó el exhorto este jueves durante la sesión de la Diputación Permanente, en donde definió como irresponsables las declaraciones del funcionario estatal, que dijo, contrastan con la realidad que viven los ciudadanos del estado.

El legislador del partido del Sol Azteca dijo que de ser ciertas las declaraciones del secretario general, es urgente que el Gobierno deje de erogar recursos en escoltas y la renta de vehículos blindados.

"Exhortamos al gobernador Rodrigo Medina a que instruya al tesorero Rodolfo Gómez Acosta y al secretario de Seguridad Estatal para que retiren de manera inmediata el gasto en personal de vigilancia, seguridad, así como el destinado a la renta o adquisición de vehículos blindados a funcionarios de primer nivel y ex funcionarios", señaló Arguijo Baldenegro.

"Tomando como válidas las palabras de Álvaro Ibarra, secretario General de Gobierno, podríamos concluir que, ahora el paso natural a dar tal y como la población lo espera, es que los gastos que se están erogando por concepto de protección o seguridad a funcionarios y ex funcionarios gubernamentales se termine, porque ahora son superfluos, innecesarios, debido a que todo está más seguro en Nuevo León".

Esto ocasionó la molestia de diputados locales del PRI que calificaron de "irresponsable" la propuesta.

El también presidente de la Diputación Permanente, Daniel Torres, señaló que la intención de brindar seguridad a funcionarios cuyo trabajo esté ligado a temas de seguridad, es precisamente para que desempeñen su trabajo sin temor alguno, lo que ha funcionado, como lo muestran actualmente los índices de inseguridad.

"Es irresponsable pensar que ya porque hay una mejora se pueden relajar las autoridades y retirárseles esta seguridad, se politiza el tema", acusó Torres Cantú.

Esto fue secundado por el también diputado local del PRI, Gustavo Caballero, quien dijo que para realizar el retiro de esta seguridad personal de los funcionarios, se tendría que modificar primeramente la Ley de Seguridad, en donde se establece el cómo y porqué de esta seguridad.

Pese a la discusión, finalmente el exhorto fue aprobado con los votos de los diputados locales de Acción Nacional y el PRD, en contra del PRI y Nueva Alianza.