Congreso no aceptará actitudes anarquistas: diputado del PRI

José Juan Guajardo respaldó las declaraciones de Mauricio Fernández, candidato a la alcaldía de San Pedro, de que con 'El Bronco' habría ingobernabilidad.

Monterrey

Porque el Congreso del Estado no permitiría actitudes que no vayan apegadas a derecho, el diputado local priista, José Juan Guajardo, se sumó a la opinión de que en caso de que el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón ganara la elección, habría ingobernabilidad.

Aclaró que no cree que el candidato independiente gane, pero que si fuera así no permitirían en el Poder Legislativo actitudes anarquistas.

"En remoto caso de que el señor llegara a ganar la contienda, cosa que veo muy difícil, se toparía con un Congreso que ejercería un control político legal-jurídico muy importante sobre las acciones que él pretenda realizar y eso vale la pena destacarlo, porque es una persona que desde la campaña no se ha destacado por argumentos del todo apegados a derecho.

"Acusar a personas sin tener elementos, el sentenciar a funcionarios públicos sin tener una denuncia presentada, el presentar o preparar un panorama con quien ahora declinó a su favor de un gobierno que está fuera de todo ajuste normativo y constitucional, eso ya te está dando el parámetro del tipo de gobernante anarquista que puede llegar a ser, aquí pues sí sería muy importante el grupo legislativo y la conformación del Congreso que se llegue a tener en favor del control constitucional más que nada, en favor de la legalidad", comentó.

La versión del diputado se suma a la del candidato del PAN a la alcaldía de San Pedro, Mauricio Fernández, en el sentido de que con Rodríguez Calderón no habría gobernabilidad por no tener representantes en el Congreso del Estado.

"Las decisiones del Congreso tienen que ir apegadas a derecho y estamos hablando de un candidato que todo su proyecto está fuera del contexto normativo, estás hablando ya no de un estado de derecho, sino de un dictador que quiere él ordenar y desordenar a como a él se le vaya ocurriendo.

"Aquí el Congreso jugaría un papel muy importante desde el aspecto presupuestario, normativo y de ajustar la actuación de un posible funcionario de esta naturaleza, a un estado de derecho determinado", comentó.