Congresistas de oposición, en el 'top 5' de rendimiento

Los líderes sindicales priistas Carlos Romero Deschamps y Joel Ayala, al final de la tabla.
La Cámara de Diputados aprobó esta noche en lo general y en lo particular la Ley de Ingresos de la Federación 2015.
(Tomada de Twitter / @ArturoEsc )

México

Diputados y senadores de la oposición ocupan los primeros cinco lugares del ranking de desempeño en cada una de las cámaras del Congreso de la Unión, mientras personajes como El niño verde, Jorge Emilio González, y los líderes sindicales priistas Carlos Romero Deschamps y Joel Ayala Almeida destacan en las últimas tres posiciones por su rendimiento en el Senado.

De acuerdo con las evaluaciones del "Atlas político", elaborado por Andrei Roman, Thiago Costa y Claudio González, académicos de la Universidad de Harvard, los diputados federales mejor clasificados fueron Fernando Belaunzarán, del PRD; Zuleyma Huidobro, Ricardo Mejía y Francisco Coronato, de Movimiento Ciudadano, así como Fernando Rodríguez Doval, del PAN.

En contraste, con las calificaciones más bajas fueron enlistados Antonio Díaz Athié, Fernando Salgado, Alfredo Anaya, José Román Bojórquez, Tomás López y Carlos Aceves del Olmo, del PRI; Maximiliano Cortázar y Máximo Othón Zayas, del PAN; Ángel Cedillo y Hugo Jarquín, del PRD.

A su vez, los senadores a la cabeza de la clasificación son Mariana Gómez del Campo y Francisco Salvador López, del PAN; Zoé Robledo y Dolores Padierna, del PRD, y el independiente Alejandro Encinas.

Los coleros en la evaluación fueron Salvador Vega, del PAN; Isaías González, Ernesto Gándara, Ismael Hernández, Félix González, Héctor Yunes y Braulio Fernández, del PRI; Jorge Emilio González, del PVEM, y Carlos Romero Deschamps y Joel Ayala Almeida, del PRI.

El "Ranking 5D" califica el desempeño de cada uno de los legisladores bajo criterios estadísticos, con base en fórmulas matemáticas, sin considerar plataformas políticas ni posiciones ideológicas.

"El propósito es mostrar que tan competentes han sido los diputados y los senadores para defender una agenda política, independiente del contenido ideológico de la misma", subraya el reporte que circula entre los legisladores y se puede consultar en el portal del "Atlas político".

El estudio evalúa cinco "dimensiones" del trabajo de cada legislador: Activismo legislativo, auditoría legislativa, debate parlamentario, asistencia y transparencia, cada una con puntuaciones de cero a uno, de acuerdo con la metodología estadística diseñada por los investigadores.

Con base en dichos criterios, los legisladores Manuel Añorve y Leobardo Alcalá, del PRI; Ernesto Núñez, del PVEM; José Luis Muñoz Soria, del PRD, y Ricardo Monreal, de Morena, ocupan los lugares seis al 10 en el ranking de la Cámara de Diputados.

En el Senado, esas posiciones corresponden a su vez a Cristina Díaz e Hilda Flores, del PRI; María Elena Barrera, del PVEM, así como a los perredistas Benjamín Robles y Angélica de la Peña.

Los indicadores

El "Ranking D5" coloca como el primero de sus indicadores para evaluar a diputados y senadores el activismo legislativo: esta dimensión toma en cuenta el número de proyectos de ley introducidos por los legisladores.

"Las iniciativas de ley son el principal proceso legislativo por el cual cada diputado o senador puede dejar un legado político. Es imprescindible que nuestros legisladores estén activos en introducir nuevas y mejores leyes o iniciativas que aseguren que se implementen las leyes actuales con mayor diligencia", señala.

El segundo criterio de evaluación es la auditoría legislativa, que toma cuenta el número de puntos de acuerdo introducidos por los legisladores federales.

"El papel de nuestros representantes no es solamente el de crear las leyes, sino también asegurar que éstas sean debidamente respetadas e implementadas por el Poder Ejecutivo", indica.

En tercer lugar se evalúa el debate parlamentario, el cual registra y califica el número de discursos y otras intervenciones en el pleno de cada diputado y senador.

Según advierte el análisis, "la participación de los legisladores en el debate parlamentario juega un papel clave en la mejora de las iniciativas de ley que son aprobadas por ambas cámaras".

Destaca como cuarto aspecto la asistencia, con el número y porcentaje de participaciones y faltas a la totalidad de las sesiones.

"Para estar involucrados en el trabajo legislativo de manera efectiva, conocer con profundidad las iniciativas de sus colegas y contribuir a el mejoramiento de las iniciativas de ley, es imprescindible que los congresistas estén presentes en las sesiones", detalla.

El quinto indicador es la transparencia, con la valoración y calificación de las declaraciones públicas hechas por los legisladores en relación a patrimonio, impuestos, conflictos de intereses (#3de3), además del financiamiento de su campaña.

"El enriquecimiento ilícito y los conflictos de interés perjudican gravemente los principios fundamentales de la representación democrática: solo a través de un compromiso sincero con virtudes democráticas, y con la transparencia política, que los legisladores pueden llamarse nuestros representantes legítimos", puntualiza el marco referencial del ranking.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]