Confina la policía el plantón de la CNTE

El GDF afirma que la acción fue para recuperar un espacio de los capitalinos y señala que los disidentes habían aceptado replegarse, pero después recularon.

Ciudad de México

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) replegó ayer por la noche hacia la zona poniente de la Plaza de la República a cerca de 100 activistas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que resguardaban el campamento que habían instalado en el lugar hace casi cuatro meses, y que estaba prácticamente vacío desde hace dos semanas.

Al respecto, el jefe del GDF, Miguel Angel Mancera, dijo a MILENIO que la acción se realizó para recuperar los espacios de los capitalinos, como las fuentes que se ubican al pie del Monumento a la Revolución en la parte oriente de la Plaza de la República, que sirve como zona de esparcimiento.

El mandatario capitalino precisó que “estos grupos (la CNTE) saben perfectamente que la resolución a sus demandas no está en la Ciudad de México, porque las mesas de negociación están en sus estados” (Oaxaca, Michoacán y Guerrero).

Después del operativo, los dirigentes Juan José Ortega, de la sección 18 de Michoacán, y Rubén Núñez, de la sección 22 de Oaxaca, señalaron por la noche que no se replegarán ni moverán de la Plaza de la República.

Sin embargo, el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano, comentó a MILENIO que desde el mediodía del domingo se entabló un diálogo con los dirigentes magisteriales, quienes aceptaron replegarse para liberar la zona de las fuentes del Monumento a la Revolución y concentrarse en la zona poniente de la plaza.

Mencionó que los líderes pidieron tiempo a las autoridades para consultar la propuesta con sus bases. Sin embargo, dieron largas al GDF y por ello la autoridad decidió actuar para liberar el espacio público.

Serrano añadió que el GDF no entabló ningún tipo de diálogo con la CNTE para solucionar sus demandas, sino únicamente para rescatar los espacios públicos de la ciudad que estaban ocupados por los disidentes desde hace casi cuatro meses.

Por la noche, a través de su cuenta de Twitter, @HectorSerranoC, escribió: “Atendiendo reclamo social de capitalinos y por instrucción de @ManceraMiguelMX esta noche continuamos recuperación de Monumento a la Rev”.

Serrano agregó: “GDF respeta manifestación de las ideas y privilegia diálogo; exhortamos a la CNTE a alcanzar acuerdos para que acabe este conflicto nacional”.

El operativo

Poco después de las 13 horas, representantes del GDF realizaron un despliegue de integrantes del cuerpo de granaderos en las inmediaciones del Monumento a la Revolución.

Incluso un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina realizó un sobrevuelo en la Plaza de la República, donde se encontraban las carpas del magisterio desde mediados de septiembre pasado.

20 minutos después arribaron en una camioneta Suburban los líderes del magisterio, quienes de inmediato sostuvieron una reunión con representantes del área de Concertación Política del gobierno local.

Después del encuentro, los dirigentes magisteriales aseguraron que el planteamiento de las autoridades capitalinas fue el desalojo de la explanada del Monumento a la Revolución.

Sin embargo, Rubén Núñez aseguró que el posicionamiento de la coordinadora era permanecer en el plantón y reactivar las movilizaciones en el DF.

En tanto, Juan José Ortega señaló que la única manera de que los desalojaran de la Plaza de la República sería a través de la fuerza y añadió que el diálogo que sostuvieron con el titular de Concertación Política del GDF, Israel de la Rosa, jamás fue  negociar el desalojo magisterial.

Posteriormente, los dirigentes de la CNTE se reunieron con las bases, quienes rechazaron el repliegue del campamento.

Poco después de las 15 horas, una comisión de 20 elementos de la policía capitalina realizó un recorrido por el plantón, que incluso atravesó a pie, mientras autoridades policiacas aseguraban que se replegaría el plantón hasta una de las fuentes al frente de la Plaza de la República.

El subsecretario de Operación Policial de Seguridad Pública capitalina, Luis Rosales Gamboa, llegó a las inmediaciones del monumento para encabezar el operativo del repliegue. El funcionario señaló que el dispositivo fue una orden de la Secretaría de Gobierno del DF.

También llegó a la negociación con los líderes magisteriales Israel de la Rosa, quien aseguró que no había marcha atrás para el repliegue del plantón.

Alrededor de las 18:30 horas, en otro punto de la ciudad, en la delegación Iztapalapa, el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano, daba a conocer la acción que se llevaba a cabo en el centro de la ciudad: “Recuperamos el área que corresponde a las fuentes del Monumento a la Revolución; puede ser o no justificado, respetamos la libre manifestación, pero así como ellos (CNTE) responden a los intereses de una sección sindical, nosotros respondemos a los intereses de los capitalinos y en consecuencia actuamos para tener recuperado este importante espacio”.

El funcionario del GDF añadió que hace dos meses dialogaron con los maestros para que quedara desalojada la zona, en la cual no se han encontrado afectaciones severas. Así, al filo de las 19 horas, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF comenzaron a levantar las carpas y personal de limpia removió los plásticos, cajas de madera, lazos y objetos que permanecían en las tiendas de campaña improvisadas.

Unidades de maquinaria pesada arribaron a la Plaza de la República para derribar las casas de campaña, mientras personal de limpia subió a los camiones todos los escombros.

Mientras se realizaba el repliegue, los líderes magisteriales realizaron una valla humana para impedir que los policías avanzaran más allá del Monumento a la Revolución y Juan José Ortega enfatizó que con esta acción del gobierno capitalino se rompe por completo el diálogo.

“Esto es una clara muestra de que el gobierno de Miguel Ángel Mancera le está haciendo el trabajo sucio al gobierno federal”, dijo el líder disidente.

En tanto, Rubén Núñez comentó que esto se trataba de “una represión a la protesta pública”, ya que no estaban afectando ninguna vialidad ni a ningún comercio, y aseguró que en los próximos días arribarán más de 10 mil integrantes de la CNTE para reforzar las movilizaciones en el DF.

Durante el repliegue, un grupo de los autodenominados anarquistas ingresó al Monumento a la Revolución y se suscitó un conato de enfrentamiento entre los policías y los manifestantes, quienes incendiaron maderas y lanzaron palos y tubos; además agredieron a un camarógrafo de MILENIO.

Hasta el cierre de esta edición no se reportó ninguna persona detenida ni lesionados durante el repliegue del campamento de la CNTE.

Este lunes, la coordinadora ofrecerá una conferencia de prensa a las 10:30 horas en la sede de la sección 9 del SNTE para dar a conocer su posición sobre el operativo e informar las acciones que realizará durante esta semana.

Los maestros de la coordinadora llegaron a la Plaza de la República el pasado 13 de septiembre, luego de que fueran desalojados del Zócalo capitalino por la Policía Federal, donde se habían instalado desde mayo.

Claves

“Diálogo, prioridad”

- Tras el repliegue del campamento de la CNTE, el GDF manifestó su disposición para servir a la solución pacífica y concertada del problema nacional en el ámbito de la educación, y subrayó a los habitantes de la ciudad “que siempre, por encima de cualquier solución de fuerza, sostendrá el diálogo como principal bandera”.

- A través de un comunicado, la autoridad local reiteró su disposición a mantener un diálogo constante y abierto con los integrantes de la disidencia magisterial para evitar, en la medida de lo posible, que su movilidad afecte a los capitalinos.