Comunidad Lésbico-gay exige a diputada disculpa pública

El activista Mario Rodríguez Plata desmintió a la panista Blanca Lilia Sandoval, de que la asociación Acodemis opere como prostíbulo, calificando sus declaraciones como "irresponsables y estúpidas".
El activista señaló que las declaraciones de la diputada afectan a la comunidad homosexual.
El activista señaló que las declaraciones de la diputada afectan a la comunidad homosexual. (Foto: Archivo)

Monterrey

Integrantes de la comunidad Lésbico-gay acudieron al Congreso del Estado a presentar un escrito con el que exigen una disculpa pública a la diputada local del PAN, Blanca Lilia Sandoval, quien este lunes acusó a la asociación Acodemis de operar como prostíbulo por las noches, sustentado con recursos públicos.

Mario Rodríguez Plata desmintió las acusaciones de la legisladora local, las cuales calificó como "irresponsables y estúpidas", pues según dijo, se trata de un centro social que opera para sustentar a la asociación que busca prevenir el SIDA, y en ningún momento se cobra, por lo que no puede ser considerado un prostíbulo.

En este sentido el activista señaló que las declaraciones con desconocimiento de la diputada local afectan a toda la comunidad Lésbico-gay a la que buscan atacar como en su momento lo hicieron las administraciones panistas de Monterrey de Jesús Hinojosa y Felipe de Jesús Cantú.

"Lo que está haciendo es criminalizarnos a todos los homosexuales, no a Acodemis, a todos, y dos, no es un prostíbulo, no conoce ella La Casita, que es un proyecto autosustentable de Acodemis...

"Al momento de hacer eso ella en tribuna que es una declaración irresponsable y estúpida, por lo menos, está invisibilizándonos otra vez y haciendo que nos persigan como en los años ochenta cuando había convoy de su partido, con alcaldes de su partido, que reventaban las discotecas gays, están regresando esa época", señaló.

En este sentido exigieron una disculpa pública por parte de la legisladora Blanca Lilia Sandoval y que retire su solicitud hecha a la Secretaría de Desarrollo Sustentable en el sentido de revisar los permisos de uso de suelo de la asociación civil que se encuentra entre las calles Washington y Diego de Montemayor, en el centro de Monterrey.

"Ella tiene la obligación ética y legal de demostrar su dicho, y la pregunta es, después de que pase todos esto, porque no es cierto lo que dijo: ¿nos va a pedir disculpas por las estupideces que dijo?", cuestionó.

Al final de la sesión de este martes el activista acompañado de otro integrante de la Comunidad Lésbico Gay esperaron a la diputada local y la encararon, sin embargo, el coordinador del PAN, Alfredo Rodríguez, intervino y pidió calma, y los invitó a próximamente sentarse a dialogar respecto al tema.

Cabe destacar que dos personas quienes se identificaron como pacientes de Acodemis, discutieron con Mario Rodríguez, quejándose sobre la actuación de Abel Quiroga, dueño de La Casita, sin embargo, sólo quedó en un altercado verbal.