Compraban camionetas en lugar de combatir pobreza

El Director de Sedesol Marcos Ibarra Infante aseguró que cambiarán reglas de operación  del fondo para la infraestructura social municipal.
Unos 350 brigadistas universitarios se sumaron a la Cruzada Nacional contra el Hambre.
Unos 350 brigadistas universitarios se sumaron a la Cruzada Nacional contra el Hambre. (Carlos Olvera)

Guanajuato, GTO.

Marcos Ibarra Infante, director general adjunto de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol)), afirmó que antes algunos municipios compraban camionetas Suburban, en lugar de atender los programas sociales con los recursos federales.

Durante la toma de protesta de alrededor de 350 brigadistas universitarios, que se suman a la estrategia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre que se celebró en el auditorio general de la Universidad de Guanajuato, el funcionario destacó la importancia de que los recursos que están destinados a los sectores más vulnerables no se desvíen.

En su discurso anunció la modificación a las reglas de operación del fondo para la infraestructura social municipal, "que para muchos municipios llega a ser de hasta el 60 por ciento de sus ingresos, debe ser destinado exclusivamente a obras de infraestructura para la gente más pobre".

Porque "en muchas ocasiones, en años anteriores, muchos ayuntamientos estaban gastándolo en (camionetas) Suburbans, en arcos de entrada a los municipios o en caminos que no tenían nada que ver, mientras que tenían gente muriéndose de hambre", enfatizó.

Anticipó que el año entrante no será de ese modo porque se modificó la ley que ahora obliga a esos ayuntamientos a que Sedesol supervise en qué se va a aplicar ese gasto, para que se ejerza de manera efectiva el recurso.

"Los comités comunitarios deben de decirnos y señalarnos cuando no se están aplicando de manera adecuada", y los universitarios deberán estar atentos para cualquier situación que se presente y denunciarla.

El funcionario también les pidió la promoción de huertos comunitarios y familiares para fortalecer las acciones productivas y que la gente pueda prescindir de los programas asistenciales, "enseñarles a pescar", puntualizó.

Cabe señalar que hay 4 mil 600 comités comunitarios establecidos en los nueve municipios que atiende la Cruzada Nacional Contra el Hambre y que los jóvenes tendrán la función de visitarlos para identificar sus principales necesidades.