Comparece Meade entre críticas de oposición

El secretario de Relaciones Exteriores dijo en el Senado que buscará que México se convierta en la región más objetiva y dinámica del mundo.

Ciudad de México

José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores, compareció ante el pleno del Senado, donde explicó las prioridades de la agenda internacional para México y subrayó que con América del Norte, “nuestro objetivo es convertirnos en la región más competitiva y dinámica del mundo”.

En el marco de la comparecencia, el panista Fernando Yunes distribuyó un comunicado en el que revela la intención del gobierno mexicano de mandar al ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, como embajador en alguna de las sedes diplomáticas y destaca que el ex mandatario “es actualmente investigado en Estados Unidos por el FBI, al ser señalado por el contador de Los Zetas de haber recibido 12 millones de dólares del narcotráfico”.

En tanto, las bancadas del Partido del Trabajo y del Partido de la Revolución Democrática han cuestionado la labor diplomática de México, al acusar la perredista Dolores Padierna que la defensa del país ha sido tibia y criticó particularmente la postura del gobierno ante la revelación de que Estados Unidos espió al presidente Enrique Peña Nieto siendo candidato a la presidencia.

“Estamos ante el riesgo de conformarnos en un pozo adjunto de Estados Unidos, es una vergüenza que el ejecutivo federal rechace consultar a la sociedad ante la pretensión de modificar los artículos 27 y 28 constitucionales, pero sí consulte a Washington, Londres y empresas petroleras si apoyan su reforma energética”, acusó Padierna Luna.

La legisladora sostuvo que Meade ha privilegiado los cabildeos económicos en el exterior, en vez de una agenda integral de política exterior, porque en este gobierno los funcionarios de la Cancillería “actúan como brokers de las empresas petroleras”.

El petista Manuel Bartlett cuestionó si el gobierno ya tomó en cuenta que la reforma energética desprotege al sector de las controversias del TLCAN, al advertir que el país queda ante el riesgo de dejar al Estado sin posibilidades de ejercer su rectoría. Preguntó cuántos tratados atan al país a la inversión extranjera.

En su turno, el panista Octavio Pedroza aseveró que la política exterior no es cuestión de imagen, “es tan importante que no se le puede dejar a los diseñadores de imagen. La gran responsabilidad de la Cancillería es generar condiciones propicias para construir bienes públicos que se traduzcan en bienestar de los mexicanos”.

Exigió que el gobierno no refleje al exterior imágenes que no existen al interior del país, pero luego lo felicitó al señalar que "usted es heredero de los gobiernos de Acción Nacional".

En su exposición, el canciller dijo que en el caso de Estados Unidos se ha ampliado y profundizado la agenda bilateral con ese país, buscando dar a cada tema su justa dimensión.

Mencionó que las visitas a México del presidente Obama y del vicepresidente Biden han permitido desarrollar una nueva arquitectura para los intercambios mediante el Diálogo Económico de Alto Nivel, el Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación, y el Consejo sobre el Emprendimiento y la Innovación.

Diría que la política exterior del Gobierno de la República se apega a los principios consagrados en la Constitución, los cuales son consecuencia de la historia y que evolucionan conforme al derecho internacional y a nuestras aspiraciones.

“Lo que México puede aportar en los grandes temas globales, el cuidado de su buen nombre y la promoción de sus intereses dan a la Secretaría de Relaciones Exteriores su razón de ser. Ahí, donde esté nuestra bandera, nuestros connacionales encontrarán siempre apoyo y protección. Esas convicciones y los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo han orientado nuestra labor, que se resume en tres prioridades centrales”.

Puntualizó que en América del Norte, “nuestro objetivo es convertirnos en la región más competitiva y dinámica del mundo.”

También resaltó que el primer objetivo del gobierno en política exterior es contribuir a la prosperidad de los mexicanos.

Esto implica promover a México como un destino confiable, un valioso socio comercial y una plataforma de acceso a otros mercados. “Significa trabajar para que el mundo nos reconozca como un país dinámico y atractivo por sus valores y su riqueza cultural”.