Pide diputada “echar abajo” Comisión de la Familia

Para la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de San Lázaro, Martha Lucía Mícher, la creación de la comisión en el Senado demuestra que la derecha está en el PAN, el PRI y hasta en el PRD.
Ellas son los amores platónicos en el Congreso
Diputada Martha Lucía Mícher, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de San Lázaro. (Especial)

Ciudad de México

La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, Martha Lucía Mícher, anticipó su intención de "echar abajo" la creación de la Comisión de la Familia en el Senado, por considerar que esa instancia violenta los derechos humanos, los acuerdos internacionales y la laicidad del Estado mexicano.

Acusó a la derecha incrustada en el PAN, en el PRI y hasta en el PRD de manipular los recursos legislativos para "institucionalizar su moral y sus creencias religiosas como imperativo ético social".

Sostuvo que la comisión legislativa encabezada por el senador José María Martínez fue creada ex profeso para frenar las iniciativas orientadas a promover la interrupción legal del embarazo y las uniones entre parejas del mismo sexo.

"Es discriminatorio, es xenofóbico y es intolerante lo que está sucediendo con la creación de esta comisión y, por lo tanto, creemos que debiera revertirse la decisión en el Senado, porque la derecha, como ya nos dimos cuenta, no está solamente en Acción Nacional, (pues) también hay integrantes del PRI, PAN y PRD", puntualizó.

Entrevistada en el Palacio Legislativo de San Lázaro, la diputada perredista remarcó que lo sorprendente no es que el PAN vaya contra los derechos sexuales y reproductivos, sino que el PRI avale acciones ajenas a sus estatutos y que el PRD violente sus propios estatutos, así como los principios que rigen a la izquierda mexicana.

Por ello, dijo, "desde la izquierda progresista acompañamos las acciones emprendidas por organizaciones de la sociedad civil contra los senadores panistas José María Martínez y Jorge Luis Preciado por orquestar la creación de esta comisión, vulnerando principios constitucionales y al margen de los criterios obligatorios que en materia de derechos humanos deben asumir todo funcionario público".

Insistió en analizar a detalle el procedimiento para la creación de la Comisión de la Familia para identificar los elementos contrarios a derecho que permitan "echar abajo esa aberración legislativa".