Coinciden los peritajes de PGR y forenses argentinos

Hasta el momento no han tenido ninguna divergencia, afirma el procurador general de la República; “no puedo generar esperanzas ni lastimar a los padres de desaparecidos”, dice.
El titular de la PGR resaltó la labor de los peritos de la dependencia.
El titular de la PGR resaltó la labor de los peritos de la dependencia. (Martín Salas)

México

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo que los peritajes que ha realizado la institución a su cargo y el equipo de expertos argentinos, a raíz de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, han sido todos coincidentes.

Murillo defendió el trabajo que realiza el personal de la institución a su cargo, luego de los cuestionamientos de algunos padres de los estudiantes, quienes han manifestado que solo le creerán al informe que presenten los forenses argentinos.

“El día que presenté el caso, el viernes (7 de noviembre), señalé que estaba esperando el informe de los peritos argentinos, obviamente junto con el de nuestros peritos, que hasta este momento no han tenido ninguna divergencia y lo que estoy esperando es un informe de peritos” de los análisis que se realizan a los restos humanos encontrados en el municipio de Cocula, a partir de las declaraciones de dos sicarios y un halcón del grupo criminal Guerreros Unidos.

En entrevista con Carlos Marín para El asalto a la razón, en MILENIO Televisión, el funcionario federal detalló que la intervención de los expertos argentinos fue a petición de los padres de familia, por lo que él no tuvo inconveniente alguno, porque sabe que los expertos son personas “muy serias”.

El procurador manifestó que el equipo extranjero ha trabajado en casos memorables y lo que han hecho “son verdaderamente cosas impresionantes”; además, participaron en la investigación que se efectuó por la desaparición de los 15 jóvenes de Tepito que fueron secuestrados en el bar Heaven el año pasado y cuyos restos fueron hallados en el Estado de México. 

“Por ejemplo, (han participado en) identificaciones de crímenes muy notorios en varios países, en los que ellos han, fundamentalmente, identificado cuerpos. Es su especialidad”, apuntó.

En la PGR, abundó, hay muy buenos peritos, y como ejemplo expuso el trabajo que llevó a cabo su equipo en las fosas clandestinas de Iguala, donde localizaron los restos de 38 personas; los resultados que arrojaron sus peritajes, añadió, coincidieron con el que presentaron los argentinos.

La mayor parte del equipo de forenses argentinos son mujeres, “son gente seria, que toma su profesión en serio”, a la cual no se le paga nada, quienes solo piden lo necesario para trasladarse a los sitios donde tienen que trabajar, y que “están comprometidos con su causa”.

Acuerdos con la CIDH

Respecto a la petición de intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que otorgue medidas cautelares a los padres de los normalistas, el procurador recordó que fue México quien solicitó el apoyo, junto con los familiares de los jóvenes.

“Nos sentamos en una audiencia privada en la propia comisión, (les pedimos) que nos ayudaran; estamos por terminar ya el procedimiento, hay todo un procedimiento, hay una serie de acuerdos.

“Nosotros mandamos una propuesta hace algunos días; ellos (la comisión) hicieron algunas observaciones, ya regresamos el documento con las observaciones vistas y solo estamos esperando a que ellos lo aprueben para que vengan a auxiliarnos”, detalló.

“No soy de poses”

Sobre el cuestionamiento que muchos han hecho hacia su persona por haber dicho “ya me cansé” durante la conferencia que ofreció el viernes pasado para dar a conocer lo que manifestaron dos sicarios sobre el destino de los jóvenes desaparecidos, el procurador dijo que lo hizo porque verdaderamente estaba cansado, ya que llevaba 40 horas sin dormir.

Subrayó que él no es un funcionario de “poses”, sino una persona que estaba realmente cansada, que no había dormido y que acababa de regresar de Guerrero, donde se entrevistó con los padres de los normalistas.

No a falsas esperanzas

El procurador lamentó el drama por el que atraviesan los padres de los normalistas de Ayotzinapa, debido a los resultados que ha arrojado la investigación, pero dijo que tampoco puede generarles una esperanza falsa ni mucho menos matar un anhelo válido de encontrar a sus hijos con vida.

Mencionó que durante la reunión que tuvo en Guerrero con las familias fue muy difícil para él explicar lo que declararon un halcón y dos sicarios en torno a los jóvenes.

“Es un drama brutal…oír el drama, explicarles qué pasó, y explicárselos de manera que ni les genere yo una esperanza falsa, ni les mate una esperanza válida, ni los lastime; es difícil, requiere de una enorme concentración frente a un drama que verdaderamente me toca. Verdaderamente lo siento”, expresó.