Cocula, el pueblo que reza por la liberación de su alcalde

Un día después de que lo detuvieron en compañía de uno de los líderes de Guerreros Unidos (implicados en la desaparición de los 43), la gente que aún confía en Érik Ulises peregrina a diario del ...
Afuera del palacio municipal colgaron una pancarta que alega la inocencia del gobernante preso.
Afuera del palacio municipal colgaron una pancarta que alega la inocencia del gobernante preso. (Jorge Carballo)

Familiares y habitantes de Cocula apelan a la religión para un "milagro": la liberación de Érik Ulises Ramírez Crespo, el presidente municipal detenido la noche del jueves 29 de octubre en Cuernavaca, Morelos, junto con Adán Zenén Casarrubias Salgado, uno de los jefes de Guerreros Unidos.

Desde el día siguiente de estos hechos, aproximadamente un centenar de pobladores y parientes comenzaron a realizar a diario una "peregrinación" desde el zócalo de Cocula hacia la iglesia de San Antonio, donde realizan una misa y, previamente, en el trayecto el rezo de un rosario se mezcla con pancartas y consignas que exigen la liberación de El Doctor, como mejor conocen al alcalde.

Esta petición religiosa se trasladó hasta su sencilla casa, localizada a unas cuadras del centro del municipio: en la entrada se encuentra un altar con varias fotografías de Ramírez Crespo con familiares y amigos; también hay veladoras, imágenes católicas y hasta comida.

A decir de sus hermanas, los propios habitantes de Cocula colocaron esta ofrenda religiosa para apoyar a su presidente municipal, quien cumple un arraigo de 40 días solicitado por la Procuraduría General de la República para continuar con las investigaciones.

"Lo que nunca se pierde y nunca se olvida es la fe, entonces la gente nos ha traído santitos y veladoras para que hagamos rosarios", exclama Berenice Ramírez Crespo, una de las tres hermanas menores del todavía titular del ayuntamiento.

Frente a la ofrenda, en la puerta principal se encuentra pegadas un par de propagandas de la pasada elección; la primera con su lema de campaña: Honestidad y firmeza para Cocula, y a decir de Berenice, quien días después de la detención visitó a su hermano en la Seido, justamente con esas cualidades lo vio y recuerda que le dijo: "El que nada debe nada teme", por lo que confiaba en salir de esta situación.

La hermana asegura que durante la plática que tuvo con Érik Ulises no tocó el tema de la captura y el motivo por el que estuviera reunido con Casarrubias Salgado, El Tomate, a quien ayer le fue dictado el auto de formal prisión por delitos contra la salud, entre otros.

"Pero ayuda mucho que la detención fue en un lugar público", considera Beatriz, al rememorar que cuando el hoy alcalde de Cocula realizó su servicio social en la comunidad de Tlalnipatlán, localizada en el municipio, comenzó a interesarse en la política "al ver las necesidades de la gente".

Y es que Ramírez Crespo, de 35 años de edad, es médico cirujano egresado de la Universidad Autónoma de Guerrero, y de acuerdo con Yolanda, otra de sus hermanas, su sueño y propósito durante su gestión es construir en Cocula un centro de salud con especialistas.

"Hay gente de otras comunidades que no alcanzan a llegar a Iguala, que es donde está el centro (de salud) más cercano con las especialidades, y se han muerto.

"Cuando estaba estudiando los doctores de Acapulco le decían que no se fuera, que se iba a refundir y no iba a crecer, y él dijo: 'no, yo me voy a mi pueblo, porque allá voy a hacer cosas grandes por la gente, voy a hacer cosas grandes porque Cocula me necesita", evoca.

Yolanda revela que como parte de esa iniciativa, durante los 40 días que llevaba en el cargo, su hermano se trasladó habitualmente a la Ciudad de México para hacer gestiones y conseguir recursos "para ayudar a la comunidad".

"Es a lo que se estaba dedicando ahorita por su hambre de que Cocula creciera y se transformara, eso lo llevó a estar haciendo gestiones y llegaba muy tarde por estar en la capital", recuerda.

Por ello, sus hermanas y su padre reiteran su postura de inocencia de su familiar, la cual comparten en la sede del ayuntamiento, donde una manta con la leyenda "Ulises inocente" cubre el nombre del municipio en la entrada principal.

Ahí la hoy encargada del despacho, Enriqueta García, considera que Ramírez Crespo "estuvo en el lugar equivocado en el momento equivocado"; por su parte, el secretario de Gobierno del municipio, Alfredo Román, subraya que El Doctor continúa siendo el alcalde y en su ausencia se está trabajando con normalidad, como si tuviera un permiso especial.

"Nuestro alcalde es el doctor Érik Ulises Ramírez Crespo, el pueblo le dio esa confianza", dijo Román en referencia al pueblo de Cocula, donde sus dos últimos presidentes municipales han estado arraigados por presunta relación con el crimen organizado; el pueblo de Cocula en el que desde octubre pasado las labores de seguridad están a cargo de la Federación por sospechas de vínculos con bandas delincuenciales. Eso es el municipio de Cocula.