Cierra PAN precampaña… peleados y sin debate

Los dos precandidatos tuvieron sus cierres de campaña; Margarita optó por reuniones privadas, mientras que Felipe de Jesús concluyó en la zona rural.
Margarita Arellanes y Felipe de Jesús Cantú se reunieron en un hotel del centro de la ciudad.
Los precandidatos se habían reunido en días pasados. (Roberto Alanís )

Monterrey

Entre discusiones y sin debate, los precandidatos del PAN a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú Rodríguez y Margarita Arellanes Cervantes, cerraron este viernes sus precampañas.

Mientras el ex edil regio Felipe de Jesús Cantú decidió concluir su precampaña con panistas de la zona rural, la alcaldesa con licencia de Monterrey, Margarita Arellanes, prefirió hacer varias reuniones privadas con grupos de entre 15 a 20 militantes afines a sus ideas.

"Estaré cerrando con 41 municipios visitados y una cobertura de padrón bastante amplia. He tenido contacto con algunos militantes de algún tipo.

"Lo estoy haciendo este cierre igual que el arranque, hice un compromiso de que sería un gobernador callejero y lo tengo que hacer", refirió en entrevista telefónica Felipe de Jesús Cantú.

Al respecto, Víctor Pérez Díaz, alcalde de Santa Catarina, quien ha sido señalado como parte de quienes apoyan a Arellanes Cervantes, indicó que la alcaldesa con licencia prefirió hacer reuniones con grupos de militantes panistas de manera privada en la capital de Nuevo León.

"Son grupos de militantes que están interesados en escucharla y vienen a mostrarle el apoyo... fueron privados aquí en la ciudad", apuntó.

Conforme se acerca la hora de las votaciones, los ánimos también subieron de tono. Y es que ante el despido de funcionarios de la nómina regia filtrado el jueves por la noche, las denuncias llegaron a la escena previa de la contienda.

Por un lado, ex servidores públicos demandaron a la administración de Monterrey por supuesto despido injustificado, pero, por el otro, se presentó una denuncia de Margarita Arellanes en contra de Felipe de Jesús por presunta guerra sucia.

"La postura es que desde allá se está manejando todo, no son los únicos que van a salir y no son precisamente solo panistas... es un proceso que se va a vivir durante toda la próxima semana, creo que traían un proceso de recorte de personal de una administración a la que estoy ajeno", indicó el político panista Víctor Pérez.

Asimismo, Felipe de Jesús Cantú dijo que las precampañas iniciaron en una situación incómoda que ahora se ha ido apretando, sin embargo, aseguró que se encuentra con amplias posibilidades.

"Creo que es lamentable lo que ha ocurrido, pero no debemos de distraernos, hay que meternos en las responsabilidades que tenemos cada quién y vamos asegurarnos de que la contienda sea limpia y un proceso favorable", dijo.

Con denuncias de por medio y los últimos arrebatos de posiciones, este viernes se cerró la posibilidad de convencer públicamente. Se canceló la idea de un debate y con ello se espera la decisión de 25 mil panistas en los que quedará la última palabra.