Azota y retiene la Ceteg a 3 federales

Además vandalizó y quemó vehículos en el Instituto de Capacitación Policial; la PF pide a la PGR investigar las agresiones en Chilpancingo.

México y Chilpancingo

A unas horas de haber atacado a más de 100 periodistas, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) retuvieron y golpearon a elementos de la Policía Federal comisionados en Chilpancingo, además de que quemaron vehículos oficiales.

Uno de los agentes fue reportado grave, por lo que tuvo que ser trasladado a la Ciudad de México donde fue intervenido quirúrgicamente por sufrir un derrame cerebral.

Funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informaron lo anterior y dijeron que pidieron la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR) para que inicie las investigaciones correspondientes.

Aseguraron que ni uno de los elementos de la Policía Federal se encontraba ebrio y mucho menos agredió a los maestros, como quiso hacer creer la Ceteg a los medios de comunicación; subrayaron que los policías no estaban realizando labores de seguridad, sino solo resguardaban el lugar donde estaban sus compañeros.

Los funcionarios relataron que todo comenzó la madrugada de este domingo, cuando maestros arribaron al hotel Real del Sol, donde descansaba personal de las fuerzas federales adscrito a esa zona de Guerrero; en las inmediaciones del lugar comenzaron a colocar vallas para la realización de un concierto.

Afuera del hotel estaban de guardia tres agentes de la Policía Federal; de repente, algunos maestros los insultaron y los atacaron; después se los llevaron "secuestrados".

Tras varias horas de permanecer retenidos, uno de los agentes fue ubicado en calles de Chilpancingo; el uniformado fue "brutalmente golpeado" por los maestros.

El policía, comentaron, dio las "coordenadas" donde se encontraban sus compañeros retenidos, por lo que un grupo se trasladó a la Avenida Insurgentes, donde ubicaron a integrantes de la Ceteg.

Cuando el personal de las fuerzas federales negociaba la liberación de sus compañeros, un desconocido atropelló con una camioneta a cinco agentes más; el conductor escapó del lugar.

Por la tarde, los integrantes de la Ceteg entregaron a los agentes secuestrados a las autoridades del municipio de Tixtla, quienes se los dieron a la Policía Federal; los agentes fueron internados en un clínica del Issste, pero uno de ellos fue enviado de urgencia al DF.

Indicaron que a las 12 horas, presuntos normalistas de Ayotzinapa quemaron dos vehículos enfrente de las instalaciones del Instituto de Capacitación Policial (Infocap); asimismo, aproximadamente a las 13:15 horas se presentaron 25 supuestos normalistas a la clínica del Issste, donde eran atendidos los agentes atropellados; ahí causaron daños a una ambulancia.

La versión de la Ceteg

Según la Ceteg, a las 2 de la mañana normalistas comenzaron a colocar vallas para resguardar la zona donde a partir de las 11 horas se tenía contemplado realizar un concierto de rock denominado Una luz en la oscuridad, en apoyo a las familias de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

Tres horas después arribó al lugar un grupo de federales que pidió permiso para pasar con sus autobuses, para estacionarlos sobre la avenida en que tenían programado el concierto; sin embargo, se les negó el acceso, lo que generó una discusión.

A decir de los maestros, los policías no portaban uniformes y estaban acompañados de mujeres, con quienes entraron al hotel y pidieron el apoyo de refuerzos.

Eso generó la primera de tres confrontaciones, en la que los cerca de 40 estudiantes, acompañados de los padres de familia Lambertino Cruz Antonio y Mario César González Contreras, corrieron hacia los cerros para escapar de los uniformados.

Alrededor de las seis de la mañana, dijeron los maestros, policías y estudiantes estaban reagrupados y posicionados casi al pie del monumento a Nicolás Bravo y cerca del mercado central.

Hubo una segunda confrontación en la que se detonaron bombas de gas lacrimógeno, y donde un estudiante resultó herido.

Aseguraron que el choque más fuerte se suscitó a las 7 horas, cuando un padre fue alcanzado por los policías, quienes, según el dicho de maestros y estudiantes, lo golpearon hasta dejarlo inconsciente.

Ante esa situación, los maestros y normalistas detuvieron a tres elementos de la PF. Según su versión, otros agentes retuvieron a dos operadores de la Línea de Autobuses Estrella de Oro.

En la refriega detuvieron al profesor Manuel Rosas Zúñiga, de la Comisión Política de la Ceteg.

Mientras negociaban la liberación de los secuestrados, un desconocido, que no pertenecía a ninguno de los grupos en pugna, avanzó en su camioneta y atropelló a federales, maestros. y dos reporteros.

Los normalistas alcanzaron al responsable, pero el tripulante sacó una pistola y encañonó a los jóvenes, logrando así escapar.

La negociación

Indicaron que a partir de las 7:30 comenzó una negociación entre el comandante de la Policía Federal con indicativo Espartaco y el secretario general de la Ceteg, Ramos Reyes Guerrero.

El dirigente cetegista pidió la entrega de sus detenidos, mientras Espartaco aseguraba que tres de sus elementos estaban en poder de los normalistas rurales.

Los profesores, según sus compañeros, fueron regresados golpeados, sin calzado, teléfonos celulares ni sus carteras; sus pertenencias, agregaron, las recuperaron más tarde.

Para las 9 horas la PF abandonó la avenida Insurgentes y se replegó hacia el aeródromo, ubicado sobre la carretera federal México-Acapulco.

A las 12 horas, la avanzada de la Ceteg llevó dos camionetas a la entrada principal del Instituto de Capacitación Policial, quebraron los cristales del módulo de recepción, voltearon las unidades y les prendieron fuego.

A las 14 horas, en un costado de la estatua del Caballito, otra camioneta fue incendiada y cinco unidades más fueron abandonadas.

Claves

Realizan concierto

- El concierto Una luz en la oscuridad, que originalmente se llevaría a cabo en Chilpancingo, se trasladó a la plaza principal de Tixtla, donde diversos grupos se presentaron, siendo el plato fuerte Panteón Rococó.

- El concierto dio comienzo con la presentación de la rondalla de la Normal Rural de Ayotzinapa y durante el evento continuó la recaudación de víveres y despensas en apoyo a las familias de los estudiantes desaparecidos.

- El festival musical comenzó poco después de las 19:15 horas, aunque se tenía programado a partir de las 17 horas.