Llama PRI a mexicanos a cerrar filas con el Ejecutivo

El dirigente nacional del tricolor, César Camacho, pidió a los mexicanos convertirse en gestores para que la política esté al servicio de la seguridad, la justicia y la paz.
El día de hoy el líder nacional priísta, César Camacho Quiroz visitó Ciudad Victoria para impulsar a los aspirantes a candidaturas.
El líder nacional priísta, César Camacho Quiroz. (Especial)

Ciudad de México

El dirigente nacional del PRI, César Camacho llamó a todos los mexicanos a cerrar filas en torno al Ejecutivo federal, ante los tiempos actuales, en donde la armonía social y la convivencia fraterna parecen verse amenazadas.

Durante la presentación del libro “La Soberana Convención Revolucionaria de Aguascalientes”, dijo que más allá de banderas partidarias, los mexicanos deben convertirse “en gestores cotidianos de que la política puede estar al servicio de la seguridad, la justicia y la paz”.

Ante académicos, legisladores y militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), recalcó que en su instituto creen en un Estado de Derecho democrático y social, que sirve a la gente para que haya mayor igualdad, “como preludio de la armonía, el respeto y la vida en paz”.

En el museo “José Guadalupe Posada” de la capital de Aguascalientes, el líder priista se pronunció a favor de la construcción de más ciudadanía, y de “mucha y muy buena política, para que la sociedad no caiga en la frustración”.

En el acto, el gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre, afirmó que la Convención Revolucionaria “no nos llega como un eco del pasado, sino como un episodio que se mantiene vigente y que sigue convocando la unidad permanente de todos los mexicanos para transformar a México”.

En la presentación del texto, autoría de César Camacho y el académico David Cienfuegos Salgado, se presentó un video restaurado de la llegada de los revolucionarios a la Convención de Aguascalientes.

Al respecto, Martín Jáuregui, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de esa entidad, quien moderó la presentación, afirmó que el legado de ese acontecimiento culminó en la norma fundamental de 1917.

Por su parte Bertha de Fátima Topete, directora del Archivo Histórico estatal, resaltó que el libro describe las cuatro etapas de esa Convención.

Estas, abundó, que se llevaron a cabo en la Ciudad de México, Aguascalientes, San Luis Potosí y de nuevo en la capital del país, en las que los 155 delegados plasmaron los principios elementales de la cuestión agraria, obrera y administrativa.

Para Édgar Corzo Sosa, académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Convención representa un puente natural entre las principales aportaciones y el constituyente de 1917, pues algunos de sus participantes, como Heriberto Jara y Luis Cabrera, formaron parte de la construcción de la Carta Magna.