“Cero tolerancia” en tortura y desaparición forzada: Peña

Asegura que para castigar estos delitos graves el gobierno federal adoptará las mejores prácticas internacionales y recomendaciones; “toda autoridad, obligada a respetar la ley”.
El jefe del Ejecutivo federal abraza a Luis Raúl González Pérez.
El jefe del Ejecutivo federal abraza a Luis Raúl González Pérez. (Javier Ríos)

México

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que en su gobierno “no cabe la tolerancia” a la tortura, la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial, y que quien no respete la ley “tendrá que asumir las consecuencias legales que correspondan”.

“En el gobierno de la República estamos claros de que no cabe la tolerancia a estas prácticas inhumanas y absolutamente inaceptables, y para castigar estos delitos graves adoptaremos las mejores prácticas internacionales y recomendaciones, a fin de garantizar investigaciones oportunas, exhaustivas e imparciales”, dijo el mandatario, luego de recibir el primer informe de actividades del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

El Presidente admitió que al Estado mexicano le falta mucho por hacer en favor del respeto y goce pleno de los derechos humanos, pero que se están haciendo esfuerzos en la difusión de una cultura social de conocimiento y de respeto, en la prevención de violaciones en la materia y en la protección de estas garantías.   

Acompañado por los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, y de la procuradora Arely Gómez, el jefe del Ejecutivo federal dijo que este conjunto de acciones redujo 22 por ciento (mil 968 menos) las quejas ante la CNDH de 2013 a 2014.

En la residencia oficial de Los Pinos, Peña Nieto comentó que las recomendaciones a las dependencias y entidades de la administración pública federal también tuvieron una baja de 60 por ciento en el mismo periodo.

Recordó que en noviembre pasado, anunció medidas adicionales en favor de los derechos humanos, como la creación de leyes generales en los rubros de tortura y desaparición forzada, así como la renovación de los protocolos y procedimientos institucionales para erradicar y sancionar las prácticas extrajudiciales.

Dijo que desde el inicio de su administración se han aceptado todas las recomendaciones emitidas por la comisión y exhortó a las entidades federativas a asumir también “responsabilidad y tarea en este objetivo compartido”.

Dijo que el gobierno ha articulado una política en materia de derechos humanos con tres grandes ejes: difusión amplia del conocimiento y respeto a los derechos humanos; prevenir la violación de derechos humanos; y protección de los derechos de las personas..

Todas estas medidas y acciones, precisó, han surgido de un diálogo constructivo entre autoridades y organizaciones de la sociedad civil promotoras de los derechos humanos

Al referirse al informe del ombudsman, Peña Nieto señaló: “Quiero expresar aquí el compromiso del gobierno de la República, señor presidente de la CNDH, a partir de lo que usted ha postulado y solicitado del gobierno de la República: acompañar y prestar mayor atención y, sobre todo, estar siempre atentos a las recomendaciones y a las definiciones que tome la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que permitan avanzar de manera significativa en esta materia.”

El Presidente también reconoció a los integrantes del Congreso de la Unión por estar comprometidos y trabajar incansablemente en favor de la debida protección y defensa de los derechos fundamentales de todos los mexicanos.

“UN ANTES Y UN DESPÚES”

El presidente de la CNDH, Raúl González Pérez, aseguró que el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa “marca un antes y un después en México”, no es un “asunto cerrado”, pues dijo que hay que reparar los derechos de las víctimas y castigar a todos los responsables.

“No debemos esperar, ni como autoridades ni como sociedad, a que ocurran otros hechos graves para iniciar el cambio hacia el cumplimiento efectivo de la ley”, dijo al presentar su informe de Actividades 2014.

El titular de la CNDH pidió la emisión de una ley general en materia de desaparición forzada, la creación de un sistema nacional de búsqueda de personas no localizadas, así como uno nacional de información genética.

Agregó que México está obligado a atender los informes recientes de la Organización de las Naciones Unidas sobre tortura y desaparición forzada, como parte del compromiso asumido en el ámbito internacional, y consideró que incumplir las recomendaciones de la CNDH debilita el estado de derecho y fomenta la impunidad.

“Por sensibles que sean los temas y aun cuando existen puntos de divergencia, es preciso que se avance en la implantación de acciones sustantivas propuestas en cada tema”, dijo.

Manifestó que nadie puede sustraerse del respeto a la ley y a los derechos humanos, pues quien desde el poder incumple la ley, atenta contra las libertades e instituciones democráticas y no se debe propiciar ni tolerar la impunidad ni buscar venganza o justicia por propia mano. Incluso, mencionó que la ilegalidad, la violencia y el delito deben ser prevenidos y sancionados por la autoridad en cualquier parte del país.

Informó que, en 2014, las entidades públicas con más recomendaciones fueron: el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Comisión Nacional de Seguridad, cada una con ocho; el gobierno de Oaxaca, siete, y la Procuraduría General de la República y el Gobierno del Distrito Federal, ambas con cuatro.

La presentación indebida de un servidor público fue la presunta violación más mencionada el año pasado con 2 mil 481, seguida de la falta a la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficacia en el desempeño de las funciones, empleo, cargos o comisiones, con mil 715.

:CLAVES

CONVIVENCIA PACÍFICA

El Presidente dijo que “la esperanza de una convivencia pacífica, armónica y apegada a la ley solo podrá concretarse si se ubica en el centro de toda la administración pública, la defensa y protección de los derechos humanos y la atención integral a las víctimas”.

tLuego de aclarar que en la actual administración se han aceptado todas las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Peña Nieto explicó que se busca generar una cultura del conocimiento y respeto de los derechos humanos entre la sociedad, para su pleno goce.