Auditoría, opacidad que se escuda en la ley

La participación ciudadana en la iniciativa Haz Tu Ley será clave para romper la complicidad entre diputados y el órgano fiscalizar, la cual ayudaría a resolver y dar seguimiento a cuestiones como ...

Guadalajara

La nueva propuesta de fiscalización es solo el primer paso, para que los ciudadanos dejen de temerle a la vida pública, y sumen a la participación de ideas y procesos en determinación de sus impuestos a beneficio del estado

JB:La semilla de retomar el tema de la fiscalización fue aquellas manifestaciones donde hacían ratas inmensas, la semilla fue las peticiones de juicios políticos, denuncias penales contra quien personifica la fiscalización que, en este caso, es el auditor Alonso Godoy Pelayo.

CD: Sí, hubo decenas de actos de diferentes dimensiones, estilos; algunos muy juguetones o lúdicos porque también queremos que la ciudadanía no tenga miedo a participar en la vida pública; se trata de nuestros impuestos, es nuestro dinero y además puede ser algo para acercar más a la gente, a procesos que la mayoría de las personas considera muy protocolarios. La página Haz Tu Ley tiene un estilo didáctico, de capacitación, de acercar al ciudadano a estos procesos porque yo estoy convencida de que para que México progrese, aparte de cualquier otra cosa que hagan los gobernantes –porque yo distingo mucho entre los gobernantes- pero políticos debemos ser todos, es lo que nos atañe a todos.


Desde la academia ¿cómo se explicaban este hecho de que una auditoría que era altamente cuestionada públicamente creció a tal grado de inaugurar un edificio de esa magnitud?

AF: Aquí hay un punto que es importante destacar. Lo del edificio no lo podemos valorar. He conocido edificios tan grandes como ese en otros órganos fiscalizadores, por ejemplo, el órgano fiscalizador de Veracruz tiene un magnífico edificio; la propia Auditoría Superior de la Federación (ASF) se está ampliando. ¿Cuál es la diferencia? Que allá están rindiendo cuentas, están rindiendo cuentas de cómo se licitó la compra del terreno, de los materiales, de quién da qué, incluso, si entras a la página de la ASF hasta hay un plano de la ampliación y construcción que están haciendo. Entonces, para poder decir si esto es un derroche o se excedió con el edificio, tendríamos que tener los datos a la vista, saber sus necesidades, saber cuánto fiscaliza, cuánto es su personal, es que no sabemos nada. El problema con la auditoría es que es una opacidad y es una opacidad que se escuda en la ley.


JB: Que es un contrasentido que el órgano fiscalizador no sea ejemplar en cuanto a rendición de cuentas y transparencia.

AF: Así es. Hay normas internacionales de la International Organisation of Supreme Audit Institutions (INTOSAI), que es como la ONU de las auditorías superiores del mundo, donde les dice claramente que tienen que cumplir ciertos principios, entre ellos, los de máxima publicidad. Moralmente, más allá de la ley, pues los vigilantes del gasto público que sale de nuestros impuestos deberían de ser los modelos a seguir, el ejemplo a seguir en transparencia y no lo es realmente, además de que ha habido opacidad también por parte del Congreso. Finalmente goza de una autonomía técnica, pero es su subordinado en otras cosas, o sea, es un órgano auxiliar de la Legislatura y la Legislatura tampoco ha dado grandes manifestaciones de querer transparentar qué está sucediendo en esa relación.


JB: Esta iniciativa ¿crees que pueda romper esa complicidad entre diputados y órgano fiscalizador?

AF: Pues, esta iniciativa, si se toma en cuenta, sí. Veremos qué es lo que hacen los diputados, los legisladores, lo que queremos es darle un seguimiento; desde la academia y los estudios que ha hecho la universidad y ahora con IMCO, pues les damos seguimiento a todas las iniciativas del país, prácticamente. Si se toman en cuenta estos mínimos que ya se están dejando planteados: autonomía, transparencia, rendición de cuentas, corresponsabilidad por parte del Congreso, saber qué parte le toca al Congreso, qué parte le toca al órgano fiscalizador, cierta participación ciudadana, auditorías de desempeño –que no se hacen, de la calidad, del gasto público, más allá de la legalidad-, que sepamos a quién fiscaliza previamente, o sea, su programa anual de auditorías, como se hace a nivel federal, con qué métodos los fiscaliza, para garantizar que no sea un arma política, un arma de premio y castigo, sino que sea un trabajo público, consensuado, con las mejores prácticas internacionales, con normas de auditoría ya procesadas, ya estandarizadas. Creemos que esta iniciativa, que está estudiada, ahí señala cuáles son los puntos que debe de tener, es perfectible, como todo. O sea, los legisladores podrán estudiarla, podrá ser perfeccionada; hablaron de foros, que esperamos que se cumpla, donde se discuta, los medios también podrán opinar, naturalmente se han vuelto especialistas en el tema de rendición de cuentas.


JB: Desde tu punto de vista de especialista y como asesora de esta iniciativa ¿la ves bien, la ves completa? ¿Cómo buen punto de partida?

AF: La vemos con los puntos esenciales. Así es. Va bien encausada, va técnicamente sustentada. Ahí están los puntos mínimos que se deben de seguir con el señalamiento de cuáles han sido los fallos.


JB: ¿Qué escenarios ven ustedes de los diputados y cómo recibieron esta iniciativa?

CD: Yo siento que los diputados del G9, que así se han denominado estos diputados del PMC más algunos del PAN, los veo con voluntad de darle seguimiento a esto. También dejamos claro y aprovecho el foro para dejar claro aquí también que parte de Haz Tu Ley y de todo este grupo de ciudadanos que estamos detrás de todo esto, nosotros sentimos que el jueves lo entregamos al Congreso vía nueve diputados que ya firmaron un convenio de recibir esas propuestas porque si no, no tenemos acceso al Congreso, entonces eso es una vía de entrada, pero está la invitación, la sugerencia, la necesidad de que los 39 diputados se sumen a este trabajo y que en un momento dado realmente sí conservemos esa interlocución, que ahorita parece haber voluntad para tenerla porque es importante. Comentábamos que sí es importante mantener esta interlocución, que los grupos que estamos en esto estamos totalmente sabiendo que el trabajo apenas empieza, a pesar de que el tiempo que llevamos preparando esta propuesta ha sido de bastante trabajo, sin embargo, el trabajo apenas comienza. Como ciudadanos, tenemos también el derecho de que la necesidad o el clamor de la ciudadanía respecto a ciertos mínimos indispensables en ese marco jurídico se cumplan.