Castigarán a 8 policías de Polonia por ataque a marinos

El procurador de Gdynia aseguró que los agentes fueron ubicados a partir de videos grabados en el puerto de esa nación europea.
El buque Cuauhtémoc.
El buque Cuauhtémoc. (JESUS QUINTANAR/MILENIO)

México

La procuraduría del distrito de Gdynia, Polonia, sancionará a ocho policías que el 18 de agosto pasado provocaron el incidente en el que fueron agredidos marinos mexicanos del buque escuela "Cuauhtémoc".

Las autoridades locales informaron que ya tiene identificados a los oficiales que participaron en el incidente ocurrido en la playa de ese poblado.

Indicaron que se lleva a cabo un procedimiento disciplinario contra los ocho policías por reaccionar “inadecuadamente” o transmitir información incorrecta.

El procurador Witold Niesiolowski dijo que “los seguidores agredieron a los marinos sin motivo alguno, de acuerdo con lo testimonian las grabaciones de video del lugar”.

Los involucrados fueron detectados a través de grabaciones de las unidades de monitoreo urbano y su identidad ya fue verificada por funcionarios de las comandancias de policía en Silesia, encargadas de combatir el vandalismo en estadios de futbol.

En esa ocasión hubo varios detenidos que iban de los 19 a los 33 años. Dos fueron temporalmente encarcelados por el tribunal de distrito de Gdynia; dos más se encuentran bajo control policial sin derecho a salir de Polonia y otros más fueron interrogados.

En agosto pasado un grupo de 57 marinos mexicanos descansaba en una playa contigua al muelle de Gdynia, cuando fueron agredidos por cientos de [i]hooligans[/i]. El gobierno de México condenó el incidente, en el que 17 tripulantes resultaron heridos y dos fueron trasladados a un hospital.

Los marinos fueron atacados por aficionados del equipo de futbol Ruch Chorzów y calificados de “brudasy” y “czarnuchy” (negros sucios). La agresión se llevó a cabo con botellas y sillas, tras lo cual varias personas fueron llevadas al hospital.

La Secretaría de Relaciones Exteriores envió una carta al Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia para demandar una investigación por la agresión, y convocó a la embajadora polaca, Anna Niewiadomska, para expresarle la preocupación del gobierno “ante estos lamentables y graves hechos”.

Refirió que los marinos mexicanos descansaban en la playa “cuando fueron atacados por un contingente de unas 300 personas, presuntos seguidores de un equipo de futbol”.