Caso de normalistas muestra falta de respuesta de gobierno: activista

La activista Alejandra Ancheita, ganadora del premio Martin Ennal, dijo que en México no puede seguir justificando el aumento de la violencia ni con silencio ni con respuestas a medias.
La galardonada es fundadora y directora de ProDESC, una organización no gubernamental que trabaja para proteger a los inmigrantes y comunidades indígenas frente a compañías que explotan los recursos mineros o energéticos.
La galardonada es fundadora y directora de ProDESC, una organización no gubernamental que trabaja para proteger a los inmigrantes y comunidades indígenas frente a compañías que explotan los recursos mineros o energéticos. (Frontliners.org)

Ciudad de México

La activista Alejandra Ancheita, ganadora del premio Martin Ennal de Derechos Humanos, dijo que los casos de los muertos en Tlatlaya y los estudiantes desaparecidos de la Normal del Ayotzinapa muestran que el gobierno mexicano no ha dado respuesta al incremento de violencia.

"Me parece que el caso Tlatlaya y el caso de los estudiantes Ayotzinapa son los dos últimos ejemplos más claros que tenemos de la falta de una respuesta efectiva y contundente por parte del gobierno mexicano hacia la violencia que se viene incrementando de manera desproporcionada", dijo.

Explicó que hay una urgencia por que el gobierno mexicano atienda esos casos. Pidió que en el caso de los normalistas "se identifique a responsables, sanción de los mismos y mecanismos de reparación no sólo para familiares de víctimas sino para la sociedad".

"Un suceso como el que aconteció con los estudiantes de Ayotzinapa no se pueden volver a repetir. Estaremos atentos que se dé una respuesta eficaz y contundente", dijo en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

En el caso de la intervención de militares en Tlatlaya, en donde murieron 22 personas, dijo que el hecho de que se haya aceptado la responsabilidad de los efectivos "es un primer paso, pero no es el suficiente".

En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, la activista dijo que el gobierno debe dar una respuesta clara y contundente a la sociedad mexicana y realizar una investigación apegada a los derechos humanos.

Respecto a la permanencia de Raúl Plascencia Villanueva como presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Alejandra Ancheita consideró que es momento de cambiar de ombudsman.

"El actual presidente (de la CNDH) no ha podido dar una respuesta como se amerita, es momento de cambar para mejorar", señaló.

La mexicana, galardonada por su trabajo como defensora de derechos humanos, es fundadora y directora de ProDESC, una organización no gubernamental que trabaja para proteger a los inmigrantes y comunidades indígenas frente a compañías que explotan los recursos mineros o energéticos localizados en sus tierras en México.