Urge Padierna esclarecer caso Tierra Blanca

La senadora del PRD pidió a la PGR y a la Fiscalía de Veracruz un informe sobre los elementos probatorios con los que fueron consignados los policías vinculados a la desaparición de 5 jóvenes.
La senadora perredista Dolores Padierna dijo que la seriedad de la investigación del espionaje a periodistas y activistas está en duda.
La senadora Dolores Padierna llamó a esclarecer el caso de la desaparición de cinco jóvenes, en Tierra Blanca, Veracruz. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La senadora del PRD Dolores Padierna condenó que a casi dos meses de la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blanca, Veracruz, las autoridades no hayan logrado dar certeza sobre los hechos e hizo un llamado para que las investigaciones no se limiten únicamente a los policías involucrados, sino que se extienda a los cuerpos policiales estatales y municipales, incluyendo a los titulares de las propias secretarías de seguridad estatal y federal.

"Los señalamientos públicos y mediáticos que se han hecho refieren que varios grupos de la delincuencia organizada operan en el estado con la complacencia de las propias secretarías de seguridad pública así como de sus elementos policiales", argumentó.

Además, exhortó a la Procuraduría General de la República y a la Fiscalía General de Veracruz a que rindan un informe sobre los elementos probatorios con los que fueron consignados a la autoridad judicial los policías vinculados con el caso.

Explicó que en dicho informe se deberán integrar las líneas de investigación que se desarrollaron en ese expediente judicial sobre la posible vinculación de estos servidores públicos con las redes de protección de grupos criminales que operan en el estado de Veracruz.

A través de un punto de acuerdo, la vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRD señaló que tras darse a conocer la desaparición de los cinco jóvenes, le exigió a las autoridades de Veracruz y de la Federación que hicieran todo lo necesario para localizarlos con vida y para sancionar a los servidores públicos y a los particulares que hubieren participado en esos terribles hechos.

Sin embargo, advirtió, "las investigaciones de este trágico caso, se han conducido como muchas de las miles averiguaciones previas donde se reporta la desaparición de una persona, es decir, con total indolencia y con retrasos injustificados que hacen presumir la existencia de una red de protección hacia los grupos delincuenciales".

Padierna Luna lamentó la frialdad y crueldad de las autoridades al señalar que los cinco jóvenes fueron levantados, torturados, ejecutados e incinerados, como si cada una de esas acciones no se trataran de actos de lesa humanidad y de violaciones graves contra los derechos humanos.