En compra de casa de Rivera no hay conflicto de interés: vocero

El vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, dijo que Angélica Rivera no es funcionario púbico y "no tiene facultades para celebrar contratos a nombre del Gobierno de la República".
Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, dio detalles de la reunión que sostuvo el presidente Enrique Peña Nieto con familiares de los 43 normalistas.
Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia. (Especial)

Ciudad de México

El vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, rechazó que exista un conflicto de interés en el contrato de compraventa de la casa de Lomas de Chapultepec que celebró Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, con la empresa Ingeniería Inmobiliaria del Centro S.A. de C.V. representada por Arturo Reyes Gómez.

"Se trata de un bien inmueble dentro del patrimonio de una persona que no es servidor público, que es la señora Angélica Rivera de Peña, el primer fundamento para que yo pueda calificarlo como un tema de interés privado; segundo, el tema de conflicto de interés creo que vale la pena hacer varias precisiones.

"La señora Angélica Rivera no es funcionario público por lo tanto no tiene facultad para celebrar contratos a nombre del gobierno de la República. De hecho, el Presidente de la República tampoco firma contratos, las facultades para hacerlo la tienen los funcionarios que las leyes claramente señalan con ese propósito", afirmó.

Explicó que de acuerdo con la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, éstos no podrán tener bienes inmuebles bajo un precio notoriamente inferior al del mercado.

"En este caso concreto, la compra se dio en condiciones de mercado".

"La señora Angélica Rivera, como presidenta del DIF, ocupa un cargo honorario, no percibe ingresos y como lo he dicho anteriormente no es un servidor público", dijo

Anoche, Angélica Rivera anunció que pondrá en venta el inmueble ubicado en Sierra Gorda 150 en Lomas de Chapultepec.

En un video difundido en su canal de YouTube, la primera dama dijo que tomó esa decisión porque no desea que la casa siga siendo un pretexto para ofender o difamar a su familia.

Eduardo Sánchez dijo que Angélica Rivera quiso ser ella misma quien hiciera la aclaración de un caso "estrictamente privado".

"Ante la preocupación que algunas personas han expresado respecto de un posible conflicto de interés, déjame ser muy claro, no existe tal conflicto y los hechos lo demuestran.

"Grupo Higa, esta empresa constructora e inmobiliaria, ha participado en diversas licitaciones de proyectos del gobierno de la República", afirmó.

El vocero dijo que en las declaraciones patrimoniales sólo de deben incluir las del funcionario y no las de su cónyuge o dependientes económicos.

El inmueble fue adquirido por motivos ajenos al servicio público y por un particular, por lo que Rivera no está obligada a hacer pública su declaración patrimonial, dijo Eduardo Sánchez.

"La casa ha estado a la vista de todo el mundo, desde el artículo publicado (en la revista Hola) en mayo de 2013, y es propiedad de la señora Angélica Rivera", puntualizó.

El vocero de la Presidencia aseguró que Peña Nieto vivió en ese domicilio al principio de su mandato, luego de que la Residencia Oficial de Los Pinos estuviera en remodelación y se utilizaba como oficinas.

Aseguró que en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha otorgado un total de seis mil 396 contratos a más de cuatro mil empresas, de los cuales Grupo Higa sólo ha recibido dos.

Detalló que uno de esos contratos es para la remodelación del hangar presidencial y explicó que se le otorgó a Grupo Higa por adjudicación directa y porque fue la empresa que argumentó tener experiencia en aeronáutica.

"Se trata de una instalación de seguridad nacional, que tiene que ver donde están albergados los aviones que utiliza el primer mandatario, no es un obra que tiene que ser manejada por cualquier persona", dijo.

Explicó que para la obra del hangar presidencial se invitó a cuatro postores y de éstos, Grupo Higa resultó ganador "atendiendo a dos criterios: que esta empresa acreditó tener experiencia en el tema de aeronáutica y su oferta monetaria fue un mejor monto".