Cárdenas y Corral formarán hoy frente contra ley telecom

A las 11:00 horas políticos, académicos, artistas, escritores, organizaciones sociales y ciudadanos se reunirán en el Teatro de la Ciudad para llevar a cabo la constitución del frente.
Cuauhtémoc Cárdenas y Javier Corral.
Cuauhtémoc Cárdenas y Javier Corral. (Tomada de Facebook / javiercorraljurado)

Ciudad de México

Un grupo de políticos, académicos y escritores encabezados por el perredista Cuauhtémoc Cárdenas y el senador panista Javier Corral, crearán hoy el “Frente Popular por la Comunicación Democrática”; con la finalidad de estimular un debate sobre la iniciativa de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, enviada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 2 de abril.

Otro de los objetivos del frente, según detallaron en una convocatoria publicada el pasado 6 de abril, es informar a la sociedad sobre las deficiencias de dicha iniciativa.

Legisladores, académicos, artistas, escritores, organizaciones sociales, especialistas y ciudadanos se reunirán esta mañana a las 11:00 horas en el Teatro de la Ciudad  para llevar a cabo la constitución del frente. 

La convocatoria para dicho evento está respaldada por 48 firmantes, entre los que destacan Mony de Swaan, Elena Poniatowska, Javier Sicilia, Sergio Aguayo, Ernesto Ruffo Appel, Manuel Camacho Solís, Purificación Carpinteyro, Daniel Gershenson y Alejandro Encinas Rodríguez.

Así como Alma Rosa Alva de la Selva, Gael García Bernal, Juan Villoro, Ricardo Raphael, Laura Rojas Hernández, Virgilio Caballero, Javier Esteinou, Daniel Giménez Cacho, Alfredo Figueroa, Gonzalo Ibarra, Clara Jusidman, Esteban Volkov Bronstein y Olivia Zerón.

La ley de Telecom es contraria a la Constitución, aseguran

Los firmantes apuntan que la iniciativa sobre la ley de Telecom es contraria a la Constitución ya que tiene “múltiples omisiones, a los mandatos constitucionales, insuficiencias y sesgos regulatorios que producen una legislación desequilibrada entre los agentes económicos de las telecomunicaciones y radiodifusión”.

Además, señalan que tiene una marcada desigualdad entre los medios comerciales y los públicos, “a quienes se les termina discriminando y manteniendo bajo el control gubernamental”.

Aseguran que los principios fundamentales de la reforma constitucional en telecomunicaciones y radiodifusión “son traicionados por la iniciativa de Peña Nieto”.

Las siete deficiencias que, afirman, tiene dicha iniciativa:

1. Atenta en varias disposiciones contra derechos fundamentales de libertad de expresión, libertad de información, acceso a las tecnologías de la información y comunicación, privacidad de las comunicaciones, libertad de asociación.

2. La iniciativa presidencial No promueve una Competencia efectiva en los servicios de radiodifusión. Deja intocado el duopolio de la Televisión abierta, y le permite a Televisa seguir concentrando en la Televisión de Paga.

3. No desarrolla mecanismos efectivos y precisos para limitar la concentración de frecuencias, ni al concesionamiento, ni para limitar la propiedad cruzada de medios, ni medidas de desinversión. 

4. Pretende invadir facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones que la Constitución le otorgó de manera exclusiva, como órgano autónomo encargado de otorgar las concesiones y responsable de la vigilancia de la transmisión de contenidos. Toda la iniciativa está trazada bajo un propósito de control gubernamental en el manejo de la información en medios de comunicación electrónica. 

5. Ignora por completo los lineamientos establecidos en la reforma constitucional para impulsar un sistema de medios públicos democrático, con independencia editorial y opciones de financiamiento. En los medios públicos y de uso social se encuentra el verdadero equilibrio y contrapeso al modelo mercantilista de la radiodifusión. 

6. Invade esferas de la materia electoral y modifica aspectos del modelo de comunicación política.

7. Pospone la transición a la Televisión Digital Terrestre indispensable para la competencia y la pluralidad de la información.