Cárdenas no ve cambios en la situación del estado

La violencia es realizada por integrantes de un movimiento social “cada vez más pequeño, más achicado”, afirma Carlos Navarrete.
El ingeniero consideró que el de Ayotzinapa “es un caso vivo”.
El ingeniero consideró que el de Ayotzinapa “es un caso vivo”. (Jorge Carballo)

México

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano señaló ayer que en los próximos 39 días que faltan para la elección de Guerrero no ve muchos cambios en la situación social de la entidad, y por el contrario vaticinó: "No creo que se avance mucho en ningún sentido".

Mencionó que la decisión sobre la realización de la jornada electoral compete al gobierno federal; sin embargo, alertó que lo más grave que puede ocurrir en la elección del próximo 7 de junio en la entidad es que "fuera viciada, con fraude".

Entrevistado por MILENIO a las afueras del Club de Industriales, dijo que espera que el caso Ayotzinapa se resuelva, pero consideró que la investigación "que está pendiente" es indagar el posible vínculo de la delincuencia organizada en el caso.

"Si esto está vinculado efectivamente, como ha habido algunas versiones, con delincuencia organizada, con narcotráfico y con dinero del crimen, pues que se siga la ruta del dinero, hasta dónde y a quiénes fue a dar. Esta es la investigación que está pendiente, y que tendría que darse a conocer al público".

Cárdenas consideró que la investigación "es la gran responsabilidad que tiene el gobierno actual para dar obviamente solución a este caso y que encuentren a los desaparecidos. Mientras el caso no se resuelva, pues será un caso vivo y una responsabilidad sobre la que tenga que rendirse cuentas".

En el terreno político, el tres veces ex candidato presidencial afirmó que tomó la decisión de no postularse en busca de un cargo de elección popular y que no le compete a quién le deja el paso libre.

"No me toca decidir quién va a jugar o quién va a dejar de hacerlo", expresó.

Al preguntarle su opinión acerca de que Andrés Manuel López Obrador mencionó que buscará por tercera ocasión la Presidencia, porque la tercera es la vencida, Cárdenas respondió: "Vamos a ver qué pasa en 2018".

Por separado, Carlos Navarrete, presidente nacional del PRD, aseguró que grupos radicales y achicados, pertenecientes al movimiento social en Guerrero, no van a poner en riesgo la elección en el estado.

Coincidió con el consejero presidente del INE, Lórenzo Córdova, al señalar que el proceso electoral marcha en Guerrero, pese a los disturbios del fin de semana y minimizó las protestas que se registraron en Chilpancingo y el incendio de tres vehículos afuera del Congreso del estado.

Dijo que esos actos son realizados por integrantes de un movimiento social "cada vez más pequeño, más achicado, pero más radical, con activistas mucho más agresivos pero en menor número que intentan generar la sensación de que Guerrero regresa a la situación de octubre-noviembre del año pasado, pero no es así".

El líder nacional del PRD aseguró, por el contrario, que "Guerrero está en un clima de estabilidad política y social, se están realizando campañas en 81 municipios y cualquier acontecimiento que estos grupos radicalizados realicen en uno o dos municipios del estado con acciones de una o dos horas, por más espectaculares que sean, robando e incendiando vehículos, no van a poner en riesgo la elección".

Claves

Rechazo a boicot

- El vicecoordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manuel Añorve, demandó al gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, garantizar una elección democrática y evitar la "tentación" de influir a favor del PRD en la contienda política.

- Refrendó asimismo su rechazo a cualquier acto de violencia o boicot a las elecciones, y subrayó que el presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete han estado al pendiente de auxiliar al estado de Guerrero para evitar la ingobernabilidad.