Cárdenas, por crear fuerza política sin fines electorales

Pide establecer contactos y acercarse a la sociedad civil para trabajar en una nueva Constitución.
Barbosa, Encinas y Muñoz Ledo acompañaron al ingeniero.
Barbosa, Encinas y Muñoz Ledo acompañaron al ingeniero. (Jorge Carballo)

México

Cuauhtémoc Cárdenas hizo un llamado para construir una fuerza política progresista que impulse el proyecto de formulación de una nueva Constitución, como parte del acuerdo que se firmó en noviembre conocido como Por México Hoy.

Aseguró que esta propuesta ciudadana significa construir un nuevo frente político como sucedió en 1988 y que originó al PRD, pero sin fines electorales: “Sí, quizá pudiera tener esa característica, pero no es un frente electoral, esto debe quedar muy claro”.

Durante un encuentro en el jardín de la casa de su madre, Amalia Solórzano, y en donde se encuentra el Centro de Estudios Lázaro Cárdenas, en Lomas de Chapultepec, el ex candidato presidencial pidió enfrentar la “regresión que vive México” y contribuir a frenar la violencia, la impunidad y la corrupción.

“Nos toca construir un gran encuentro plural que impulse los cambios que requiere el país, que reclama el pueblo, que mueva consciencias y articule un amplia unidad social y política. Desde ningún punto de vista estoy proponiendo una alianza electoral. Bienvenidos, sí, los legisladores que decidan sumarse a nuestro proyecto de cambio progresista y democrático”, propuso.

Rodeado de amigos, gente de la sociedad civil y políticos e intelectuales, entre ellos Ifigenia Martínez, Porfirio Muñoz Ledo, Alejandro Encinas, Miguel Barbosa, Marco Rascón, Armando Ríos Piter, Salvador Nava, Emilio Pradilla y decenas de ciudadanos, Cárdenas nombró a los integrantes de este frente progresista, llamado Por México Hoy y los invitó a formar grupos de trabajo liderados por Porfirio Muñoz Ledo, al frente de las reformas constitucionales y estrategias para instrumentarla; Sergio Benito Osorio y Manuel Muñoz en energía; política internacional, Carlos Eredia; territorio ciudad y vivienda, Roberto Eibenschutz, y Emilio Padrilla; en educación Enrique Calderón Alzati, y en política indigenista Leonel Durán.

“Una de las tareas más importantes será la de acercarnos y de ser posible articular nuestra actividad con otros grupos con los que encontraremos afinidades estrechas y amplias”, dijo.

En su intervención, Muñoz Ledo aseguró que el Estado padece una grave crisis y que el actual sistema político está mutando hacia el despotismo de un gobierno regido por la inconsistencia y motivaciones personales.

“El deterioro de las instituciones, la profunda desigualdad social, la corrupción generalizada y la ilegitimidad del grupo en el poder han confluido en la descomposición del tejido social”, dijo.

Para colaborar en este frente, Cárdenas instó a sus colaboradores a establecer contactos y buscar acercamientos con personas de la sociedad civil para que trabajen en el proyecto de la nueva Constitución, como Javier Sicilia y el obispó Raúl Vera, así como a grupos empresariales, jóvenes universitarios, ambientalistas y grupos defensores de los derechos humanos.

“No estamos en la cuestión electoral vamos primero a tener una propuesta de proyecto nacional, una de cambios constitucionales, ver si tenemos el respaldo suficiente para impulsar estos cambios, este es el trabajo que tenemos y nos va a tomar un buen tiempo”, explicó.