Cárdenas se 'baja' del relevo en el PRD

Manifiesta que la reforma estatutaria para permitir la reelección de dirigentes debe concretarse, porque conviene al partido aunque tenga dedicatoria.
Cuauhtémoc Cárdenas advirtió que un proceso equivocado puede fracturar al perredismo.
Cuauhtémoc Cárdenas advirtió que un proceso equivocado puede fracturar al perredismo. (Daniel Cruz)

Oaxtepec

Cuauhtémoc Cárdenas se descartó para buscar la dirigencia nacional del PRD, al advertir que la renovación de la presidencia debe ser una oportunidad para otros.

"Lo he pensado seriamente y estimo que ésta es una oportunidad para otros. Yo agradezco la confianza de mis compañeros, de quienes han pensado que yo pueda volver a la presidencia del partido, que debemos ir por la renovación, con compromisos claros y afines con el país y con el partido", sostuvo.

Consideró también que la propuesta de reforma para eliminar los candados para la reelección de dirigentes tiene dedicatoria.

Al participar en la inauguración del Congreso Nacional perredista, agradeció a quienes le pidieron dirigir el partido y que consideraron que él podría "evitar rupturas, fortalecer la unidad del partido e impulsarlo a un futuro inmediato de buenos resultados partidarios".

Señaló que un manejo equivocado del proceso de renovación de la dirigencia puede fracturar al PRD y que aunque esta reforma es conveniente, "véasele como se le quiera ver, tiene dedicatoria, así se ve de afuera y de adentro, así la vemos todos y aun así la reforma debe realizarse, conviene al PRD y ese es mi punto de vista".

Por ello, insistió: "no creo en las reformas legales con dedicatoria, pero independientemente de eso he analizado con mucha atención y quiero pensar que con responsabilidad para con el partido, para con mis compañeros de muchas batallas, con los que hemos de seguir, pues a nuestro proyecto de nación le falta mucho para que se alcancen sus objetivos fundamentales".

No obstante, consideró conveniente la reforma estatutaria que permita que los dirigentes nacionales puedan volver a serlo y que se levante la prohibición para que los legisladores del partido puedan ser integrantes de los cuerpos de dirección sin abandonar sus responsabilidades legislativas.

Dijo que Carlos Navarrete, Carlos Sotelo y Marcelo Ebrard son tres buenos candidatos, a quienes además de considerarlos compañeros "son buenos amigos míos, los aprecio y creo ser correspondido".

Cárdenas pronunció su discurso luego de que el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, hiciera uso de la palabra y fuera constantemente interrumpido con gritos que le exigían abandonar el Pacto por México.

El ingeniero, quien fue ovacionado a su llegada y en su intervención, dijo que el PRD debe ser claro y firme en sus posiciones y nunca atropellar sus propios principios ni entrar en contradicciones

Señaló: "esas contradicciones no las entiende la gente, no las entendemos y no las compartimos muchos de los que estamos en el PRD", y consideró que no debieran tener lugar nunca más porque no han beneficiado a su partido.

Durante sus intervenciones, tanto Cárdenas como Zambrano pidieron a sus correligionarios enfocarse en la defensa del petróleo y después en la renovación de
la dirigencia.

Marcelo Ebrard dijo que debe esperarse para ver cuál será la participación del ingeniero, pues "va a ser una persona con un peso muy importante en las próximas semanas y meses".

Carlos Navarrete dijo que Cárdenas debe estar al lado de quien sea el próximo dirigente del PRD. "Y si me corresponde a mí, el ingeniero Cárdenas será un asesor de primer nivel", garantizó.