Robo de energía eléctrica podría castigarse hasta con 15 años de cárcel

En la iniciativa que presentarán los senadores del PRI  René Juárez y Miguel Ángel Chico se propone castigar hasta con 15 años  a ex trabajadores del sector eléctrico que coloquen “diablitos”.
La reforma política del Distrito Federal se procesa en el Senado de la República.
Salon de plenos del Senado de la República (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

La bancada del PRI en el Senado presentará iniciativa para sancionar hasta con 15 años de cárcel  y mil 500 días de salario mínimo y ex trabajadores del sector eléctrico que afecten esta industria con la colocación de “diablitos” y otras prácticas.

En la iniciativa que presentarán los senadores René Juárez y Miguel Ángel Chico que propone modificar los artículos 254 y 368 del código penal federal para sancionar el robo de energía eléctrica, al argumentar que esa situación genera inestabilidad financiera a la Comisión Nacional de Electricidad (CFE) y desalienta nuevas inversiones en el sector eléctrico.

Los priistas afirma que la CFE pierde anualmente por diablitos  tres veces más del monto que ingresa a sus arcas por concepto de pago de alumbrado público en todo el territorio nacional.

En tanto que las pérdidas anuales por el robo de energía eléctrica se estiman en al menos 30 mil millones de pesos anuales, contra los 9 mil millones de ingresos  por alumbrado público.

La reforma plantea sancionar a quienes roben y destaca que  “no se considera a los ex trabajadores de la industria eléctrica que pudieran estar inmiscuidos en la comisión de los delitos en perjuicio del consumo y riquezas nacionales”.

Por ello se propone sancionarlos con penas que irían de los cuatro años y medio a 15 años de prisión y multas de trescientos a mil 500 días.