Candidato a la Belisario, “héroe de la gasolinera”

La postulación, por un “acto realmente altruista, sin significado político”: Aguilar Camín; "Nexos" apoyará la postulación, señala.
La guardia de honor con motivo del 103 aniversario luctuoso del político mexicano.
La guardia de honor con motivo del 103 aniversario luctuoso del político mexicano. (Octavio Hoyos)

México

El Senado espera que sea formalizada la candidatura a la medalla Belisario Domínguez del ciudadano Gonzalo Rivas, conocido como “el héroe de la gasolinera”.

Gonzalo Rivas era un ingeniero que trabajaba en una gasolinera de Chilpancingo y es considerado héroe por arriesgar su vida para cerrar las válvulas de combustible de la estación durante un incendio provocado por estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa el 12 de diciembre de 2011, y que murió por las quemaduras días después.

La propuesta de entregarle la presea fue iniciada hace meses por el escritor y periodista Luis González de Alba, quien en sus colaboraciones semanales para MILENIO concluía con el hashtag #Belisario2016ParaGonzalo, además de que lo comparó con el Héroe de Nacozari de la época revolucionaria, que ante la inminente explosión de un vagón de ferrocarril lo conduce hacia las afueras de un pueblo, donde estalla y muere.

González de Alba se quitó la vida el pasado 2 de octubre, pero a partir de su muerte, su demanda fue retomada en redes sociales por diversas personalidades, que se suman a la petición abierta desde agosto en la plataforma Change.org, con el título “La Belisario Domínguez para un héroe humilde”.

Sin embargo, hasta ayer, la candidatura de Rivas no había sido registrada formalmente ante la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez, informó el senador Roberto Albores, presidente de dicha comisión, quien confió en que los promotores de la postulación realicen el trámite en los próximos días para que pueda ser analizada junto con otras propuestas.

Aunque ya han circulado cartas y existe la petición en Change.org, el documento de la candidatura debe estar dirigido a la Comisión o a la mesa directiva del Senado.

Héctor Aguilar Camín, director de la revista Nexos, informó ayer en entrevista con Joaquín López Dóriga que apoyará la postulación desde la publicación que encabeza.

Añadió que lo que se quiere reivindicar es el acto de heroísmo, “no es un contexto político ni significado político; es una postulación en favor de un acto realmente generoso, altruista y de heroísmo personal y que tiene grandeza suficiente o tanta grandeza como la de una gran trayectoria pública”.

La medalla Belisario Domínguez fue instaurada en el Senado en 1953 y se entrega cada año “para premiar a los hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la Humanidad”.

En entrevista con MILENIO Televisión, el senador Roberto Albores explicó que el plazo para recibir candidaturas a la medalla fue ampliado del 30 de septiembre al 31 de octubre.

El legislador aseguró que una vez cerrado el periodo de recepción se analizará “con mucha seriedad” la postulación de este ciudadano que realizó “un acto heroico impresionante”.

“No solamente tomaremos en cuenta esa propuesta, sino incluso ampliamos el periodo de la convocatoria que terminaba el último día de septiembre, precisamente para recibir propuestas como ésta”, dijo.

Explicó que solo tras el cierre de la convocatoria, la comisión que preside dará a conocer la lista de candidatos.

Albores detalló que “la medalla no es para un perfil específico; hay héroes y gente que le han aportado a este país desde muchas trincheras y esa es la riqueza de esta medalla”.

Al respecto, el presidente de la mesa directiva del Senado, Pablo Escudero, comentó que aunque será la comisión la que valore los perfiles, opinó que Rivas “es un buen candidato, pero no quisiera dejar a un lado a los otros que haya”.

TODOS CORRIERON, MENOS ÉL

Gonzalo Rivas murió a causa de las lesiones provocadas por el fuego, las cuales alcanzaron más de 30% de su cuerpo.

El 12 de diciembre de 2011, el veracruzano de nacimiento, de 48 años, arriesgó su vida durante una manifestación de normalistas de Ayotzinapa, quienes tomaron una caseta de cobro de la Autopista del Sol, a la altura de Chilpancingo, Guerrero, y en su protesta intentaron hacer explotar una gasolinera.

Los jóvenes rociaron gasolina a la estación de servicio y le prendieron fuego a un recipiente que dejaron sobre una de las máquinas despachadoras.

Cuando todos los empleados de la gasolinera corrieron, Rivas, trabajador de la estación, se acercó para cerrar las válvulas, con lo que evitó una explosión de mayores dimensiones y una eventual tragedia para todos los que se encontraban en los alrededores.

Sin embargo, aunque logró cerrar las válvulas, el recipiente dejado sobre una de las máquinas explotó y el fuego lo alcanzó.

El lesionado fue trasladado al Estado de México, a un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde falleció a las 00:40 horas del 1 de enero de 2012.