Cambios no desvirtuaron la iniciativa federal: SHCP

Señala que la reforma fiscal aprobada es a favor de las familias
Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público.
Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público. (Javier Ríos/Archivo)

México

La Cámara de Diputados enriqueció la reforma hacendaria, pues los cambios aplicados no desvirtuaron las propuestas del Ejecutivo y sí apoyarán a la economía de las familias mexicanas, afirmó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Estimó que la aprobación de la iniciativa se realizó sobre bases realistas y objetivas, y con una colaboración responsable para apoyar la conducción de la política económica nacional dentro de un entorno internacional complicado.

Precisó que los ordenamientos federales aprobados por los diputados, que incluyen la Ley de Ingresos de la Federación 2014, deberán ser ratificados por el Senado a más tardar el 31 de octubre.

“De esta forma se avanza en el establecimiento de una reforma tributaria justa, que simplifica los impuestos y que promueve un ejercicio responsable y transparente del gasto público. También en la consolidación de un paquete económico que impulse el crecimiento económico.”

En el Informe Semanal de su Vocería expone que el pasado viernes la Cámara de Diputados aprobó la ley de ingresos, con la cual se captarán recursos financieros para cubrir los gastos de la Federación durante un ejercicio fiscal.

Con esta legislación se estiman ingresos públicos por 4 billones 470 mil millones de pesos, los cuales representan 9.7 mil millones de pesos menos al estimado que presentó el Ejecutivo en su paquete para el próximo año.

De éstos, 2 billones 712 mil millones de pesos corresponden a los ingresos del gobierno federal, un billón 106 mil millones a ingresos de organismos y empresas y 650 mil millones de pesos a ingresos derivados de financiamientos.

Proyecta que del total de ingresos del gobierno federal, alrededor de 65 por ciento (un billón 753 mil millones de pesos) corresponde a ingresos por impuestos.

Entre éstos, 57.7 por ciento proviene del impuesto sobre la renta (ISR), 34.8 por ciento del impuesto al valor agregado (IVA) y 7.5 por ciento del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS).

Además, establece un precio de referencia de la mezcla mexicana de petróleo de 85 dólares por barril, desde 81 dólares de la propuesta inicial, con lo que se estima captar 45 mil millones de pesos más.

También proyecta un tipo de cambio de 12.9 pesos por dólar, lo que generará otros 11 mil millones de pesos sobre la propuesta inicial; pronostica un crecimiento real del PIB de 3.9 por ciento y plantea un déficit público de 1.5 por ciento.

La ley prevé un endeudamiento neto del gobierno federal por 580.8 mil millones de pesos y considera aumentar los ingresos no recurrentes en 5 mil millones.

De manera agregada, el impacto de la reforma es de 184 mil millones de pesos, equivalente a un punto porcentual del PIB en 2014, y se proyecta que alcanzará un impacto total de 2.8 por ciento del PIB para 2018, dado que algunas de las adecuaciones son diferimientos cuya entrada en vigor será hasta el siguiente año.