Camacho pide a partidos honrar su palabra

El líder nacional del PRI dijo que en el debate de la reforma energética se hará en un proceso democrático de cara a la nación.

Ciudad de México

El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, espera que en las próximas horas inicie la recta final de la reforma energética, y confió en que los partidos honren su palabra de que se apruebe dicha iniciativa una vez aprobada la reforma política electoral.

Entrevistado a su llegada a la ceremonia de homenaje por el 40 aniversario luctuoso del presidente Adolfo Ruiz Cortines, expuso que el proceso legislativo está en plena marcha y los priistas se encuentran listos para honrar compromisos a fin de dar el siguiente paso.

Aseveró que el que se lleve o no a consulta pública la reforma energética depende del procesamiento de ese planteamiento con base en la ley, y agregó que la discusión de la reforma energética se hará en un proceso democrático de cara a la nación.

Habrá una propuesta consistente que se llevará a la consideración del pleno, donde senadores de todos los partidos tendrán la oportunidad de expresar lo que su convicción, su posición partidaria, y eventualmente, lo que sus dirigencias les dicten.

Una vez que se agote el debate, los legisladores estarán en condiciones de votar sin apresurar el proceso, pero sin dilación, sin prácticas que retrasen injustificadamente la reforma.

Expresó que el cerco al Senado está más que justificado, y que es una decisión y una operación en la que ha intervenido el jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Es, sencillamente, para evitar encuentros desagradables o desencuentros políticos que en un sistema democrático tendrán que deducirse en la tribuna.

Respecto al más de un millón de firmas contra de la reforma energética que entregó el PRD, comentó que son respetables e importantes, pero que hay que atenerse a los mecanismos que las leyes de la materia establecen para darle el debido procesamiento.

Abundó en que es respetable la decisión del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de abandonar el Pacto por México y que nadie puede ser forzado a intervenir si no es su voluntad.

En la confección del dictamen político-electoral los puntos de vista de la dirigencia y de los legisladores del PRD no sólo fueron escuchados, sino incorporados a temas como los de la reforma política del Distrito Federal, la creación del Instituto Nacional Electoral, y la reelección.

Porque, insistió, muchas son de su autoría o tienen que ver con planteamientos originalmente suyos que los demás matizamos, enriquecimos o precisamos.

De modo que por elemental congruencia habría que esperar que así como en la Cámara de Senadores ocurrió, muchos diputados puedan votar a favor de las reforma en lo político-electoral.

Camacho Quiroz confió en que la reforma político-electoral será analizada y en su momento discutida y votada en la Cámara de Diputados, y si tiene las dos terceras parte que la Constitución establece, irá al recorrido por las legislaturas de los estados.

Lo que puede ocurrir, aunque no necesariamente, antes del próximo día 15, cuando termina el periodo ordinario para el Congreso de la Unión, ya que los estados y sus legislaturas tienen sus propios calendarios.