Cae el líder de "Guerreros Unidos"

El presunto narcotraficante declara que no ordenó la agresión contra los normalistas, pero que tampoco se opuso.
Policías de Iguala y Cocula fueron trasladados de la Ciudad de México al penal de Tepic, Nayarit.
Policías de Iguala y Cocula fueron trasladados de la Ciudad de México al penal de Tepic, Nayarit. (Javier Ríos)

México

El procurador general de la República, Jesús Murrillo Karam, afirmó que la captura de Sidronio Casarrubias Salgado, presunto jefe máximo de Guerreros Unidos, abre “una nueva ruta para llegar a la verdad” en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. El detenido negó haber ordenado la agresión contra los estudiantes, pero dijo que tampoco se opuso.

“Él dice que no, él dice que fue informado, que no lo ordenó, tampoco se opuso, lo reconoce en su declaración, pero no dice que lo hubiera ordenado, dice que fue una situación casual, y no les doy más datos porque afectaría la averiguación”, agregó el funcionario.

Murillo Karam se refirió a la importancia de la captura de Sidronio. “El propio Presidente de la República está al tanto permanentemente de cómo va la investigación, yo pienso que la detención que hoy tenemos es el principio de una nueva ruta de investigación que nos puede acercar mucho más pronto y más fácilmente a la verdad”.

Con base en labores de inteligencia, Casarrubias Salgado fue detenido —sin un solo tiro— junto con su principal operador en la carretera México-Toluca, zona en la que se desplazaba habitualmente. Según informes del gabinete de seguridad nacional, su grupo es una escisión del cártel de los Beltrán Leyva, de “notoria peligrosidad”, que opera en Guerrero, así como en el Estado de México y Morelos.

Estuvo preso en Estados Unidos y heredó el liderazgo de Guerreros Unidos luego de la captura de su hermano Mario, el 29 de abril pasado en Toluca por fuerzas armadas y federales. Sidronio continuó la oleada de violencia para controlar rutas de trasiego de droga y otros delitos.

Por otra parte, el titular de la PGR aseguró que el sacerdote Alejandro Solalinde “es una persona respetable” a la que citará a declarar luego de que el clérigo sostuvo que los normalistas fueron quemados vivos.

El procurador manifestó que la localización del ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, es una de las prioridades del gobierno de la República, después de la búsqueda de los normalistas. “Si lo encuentro ahorita, ahorita lo detengo”, garantizó.

Comentó que ya se logró que la Interpol comience la búsqueda del ex alcalde, a quien se le revocó un amparo para evitar su captura por delitos no graves, debido a que no pagó la fianza de 35 mil pesos que le fijaron.

Tomas Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, señaló que la reciente captura del presunto operador financiero de Guerreros Unidos confirmó que éste pagaba 600 mil pesos mensuales para el pago de la “nómina” de la policía de Iguala, “para mantener tranquilo al estado”.

En las instalaciones de la Seido fueron presentados policías de Iguala y de Cocula, presuntamente implicados en la desaparición de los normalistas; 25 fueron consignados ayer al penal federal El Rincón, en Tepic, Nayarit.

A la fecha hay 36 policías municipales detenidos; 14 de municipio de Cocula y 22 de Iguala, así como 18 presuntos integrantes de Guerrero Unidos.