Será el regidor "incómodo" si hay poco interés del alcalde

El panista Ignacio Corona indicó que podría ocupar el papel de Rodolfo Walls, de encontrarse en las mismas circunstancias donde Eduardo Olmos se apartó de la tarea de gobernar.

Torreón, Coahuila

Fuera de las controversias suscitadas por su designación como regidor panista, Ignacio Corona consideró que hasta el momento ha realizado un trabajo adecuado, junto a sus compañeros de partido en el Cabildo de Torreón.

"Durante la segunda sesión, interrumpí al secretario del Ayuntamiento cuando leía la orden del día, pues me interesaba tener una copia del acta del proceso entrega-recepción, porque queremos conocer cuál es el estado real de las finanzas, qué es lo que ocurrió en la pasada administración".

De acuerdo con el edil, la cuenta pública del municipio presenta una deuda por 379 millones de pesos, que representa un incremento de casi 150%, en relación con el déficit heredado por el ex alcalde José Ángel Pérez Hernández que fue de 120 millones de pesos.

"En términos porcentuales, para cualquier empresa u organismo, un endeudamiento de 150% en ese periodo de tiempo es muchísimo".

Respecto a si se convertirá en el regidor incómodo de la administración, como lo fue Rodolfo Walls en la anterior gestión, indicó que espera no encontrarse en las mismas circunstancias que su compañero, quien se topó con un presidente municipal desatendido y apartado de la tarea de gobernar.

"Yo no quiero que eso ocurra por el bien de Torreón. Espero que Miguel Riquelme tenga otra actitud, otro compromiso y otra disposición".

Designación controvertida

Respecto a su designación como edil, después de su llegada forzada al cargo y que fue el resultado de un juicio para la protección de los derechos políticos que interpuso en contra del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN en Coahuila, comentó que no tiene algún problema.

"Como los estatutos lo marcan, entré a relevar a Víctor Sánchez, un compañero que murió y estaba postulado para cubrir los principios de mayoría relativa y representación proporcional. En ese sentido, se establece que en caso de fallecimiento, el Comité Ejecutivo Nacional tendrá la facultad de designar a un suplente".

Según Ignacio Corona, el CEN del PAN sesionó y tomó la decisión de designarlo en sustitución de Víctor Sánchez, resolución que fue del conocimiento de Carlos Orta, presidente estatal del blanquiazul, a través de un oficio firmado por la secretaria general, Cecilia Romero.

Señaló que el problema surgió cuando la Comisión Estatal Electoral del partido tomó la determinación de recorrer las posiciones que ocupaban los candidatos a regidores, pasando al cuarto lugar a Salvador Chávez Robles, quien se situaba en la quinta posición de la representación proporcional.