Exigen senadores sanciones por desvíos de la CNTE

Legisladores del PRI, PAN y PRD piden se finquen responsabilidades a los responsables del desvío de recursos públicos que hace la sección 22 en Oaxaca.
Senado de la República.
Senado de la República. (Especial)

Ciudad de México

Senadores del PRI, PAN y PRD exigieron que se finquen responsabilidades a los responsables del desvío de recursos  que hace la CNTE en Oaxaca, al aseverar el presidente de la Comisión de Educación, Juan Carlos Romero Hicks, que esos líderes en vez de estar sentados en Gobernación, tendrían que estar sentados frente al Ministerio Público.

El priista Arturo Zamora, vicepresidente del Senado, sostuvo que al haber desvío de recursos públicos se trata de delitos fiscales, administrativos y contables, por lo que aplica de inmediato la Ley Anticorrupción con todos sus efectos, tanto a los líderes de la CNTE, como a los secretarios de Educación y Finanzas locales, hasta al propio gobernador.

El perredista Armando Ríos Piter dijo que el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, tendrá que explicarlo en la comparecencia de mañana y Gabino Cué en la cita que la Comisión Permanente le haga formalmente mañana.

En entrevista el presidente de la Comisión de Educación, Romero Hicks, criticó el proceso de evaluación efectuado este fin de semana, al que no acudieron maestros de Oaxaca, Chiapas y Michoacán, al señalar que es muy lamentable que no se tenga a un secretario del 90 por ciento del territorio.

“Al secretario le faltó oficio y entonces hasta donde yo recuerdo Oaxaca y Michoacán siguen siendo parte de la República mexicana y de donde nosotros hemos aprendido es que no puede haber fuerza mayor que la fuerza del Estado mexicano y si en Oaxaca y Michoacán no es la fuerza del Estado mexicano, sino la fuerza de la Coordinadora, tenemos problemas de anarquía, de impericia y de falta de oficio político”.

Respecto a la investigación de Milenio, según la cual la sección 22 de la CNTE en Oaxaca ha malversado más de 157 millones de pesos mediantes la triangulación de recursos que otorga el Instituto Estatal para la Educación Pública en Oaxaca (IEEEPO) a maestros disidentes, el senador Romero dijo que el gobierno federal tiene esquizofrenia y personalidad múltiple.

“Por un lado los recibe en Gobernación, tiene un secretario que no dialoga con maestros, que no dialoga con padres de familia y que sí lo ven en Gobernación.  Y aparentemente hay presunciones de que varias de estas personas en lugar de estar yendo a Gobernación deberían estar enfrentando un ministerio público. Hay delitos federales y delitos del fuero común potencialmente por resolver y ahí necesitamos que opere el Estado de derecho”.

En ese sentido, se pronunció por aplicar los mecanismos de transparencia y que la Secretaría de Educación Pública haga pública la nómina y la adscripción de personas, “porque tenemos decenas de miles de comisionados, entre paréntesis aviadores, que no sabemos qué están haciendo y que estén frente a grupo”.

Recordó que  el propio Chuayffet reconoció en el Senado en septiembre de 2013 que de los 200 días calendario en algunos casos estas personas faltan 70 días al año. “Eso es inaceptable. Que se aplique la ley”.

En el caso de las responsabilidades, Romero Hicks aseveró que sí hay responsabilidades federales, porque quien hace el pago es la Tesorería de la Federación, conforme a la Ley de Coordinación Fiscal.

A su vez, el priista Arturo Zamora dijo que por ser recursos públicos están sujeto a que se audite, y las reglas de auditoría establecen claramente que quien desvía recursos públicos en beneficio de terceros o por objetivos distintos a los que se fueron presupuestados, no solamente está cometiendo faltas administrativas, sino también la posible comisión del delito de enriquecimiento ilícito.

“Por el otro lado, el desvío de recursos públicos también está sancionado desde el punto de vista administrativo fiscal, porque se puede obligar a las personas que han desviado recursos a reintegrar este dinero a las autoridades que lo liberaron. Y es evidente que ahora que tenemos un Sistema Nacional Anticorrupción, debe aplicarse con toda la extensión de su literalidad jurídica, administrativa y contable”.

Refirió que hay reglas de operación que establecen claramente responsabilidades.

“En este sentido, si es el secretario de Educación Pública de la entidad o el secretario de Finanzas de la entidad, o el propio gobernador, quienes han determinado desviar recursos públicos para fines completamente diferentes a los educativos, seguramente que estarán sujetos a las responsabilidades provenientes de los procesos de auditoría del manejo de estos recursos públicos”.

“Indebidamente la sección 22 o alguna otra sección, están llevando a cabo manejos irregulares de los recursos, que están sujetos a la auditoría y a consecuencias jurídicas”.

En opinión del jurista tricolor, definitivamente tendrían que responder los secretarios de Finanzas o los secretarios de Educación, que llevan a cabo el desvío de recursos para fines completamente diferentes a los que fueron presupuestados, que son la educación.

El senador Arturo Zamora Jiménez dijo que la Auditoría Superior de la Federación tiene facultades expresas para llevar a cabo la auditoría ya en tiempo real y en este momento del desvío de los recursos, porque se acabó el principio de anualidad. Ahora la Auditoría Superior de la Federación puede auditarlos ya desde este momento.

En tanto, Ríos Piter también exigió que se finquen responsabilidades y el secretario Chuayffet tendrá que explicarlo  en la comparecencia de mañana, para ver qué sucede con la nómina y los recursos que son públicos.

“De lo que se trata es tener transparencia y si hay responsabilidades de distintos tipos de actores que haya claridad ante la ciudadanía”, indicó.

Al abundar que los liderazgos de CNTE no pueden actuar con impunidad, pero es necesario que la SEP aclare qué está haciendo con esos casos.