Desde la cárcel, Núñez pide a CNTE seguir con la lucha

La abogada de Rubén Núñez dijo que el líder de la sección 22 está muy débil y enfermo, pero su ánimo no decae y pide al movimiento magisterial seguir con su lucha.
Rubén Núñez, dirigente de la CNTE
Rubén Núñez, líder de la Sección 22 del SNTE, pidió a los maestros continuar la lucha.

Ciudad de México

Rubén Núñez, líder de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, adherido a la CNTE, pidió a los maestros seguir con la lucha magisterial a pesar de que él y otros líderes están en prisión.

Luego de ser trasladado del penal de Hermosillo, Sonora, al de Miahuatlán, Oaxaca, Núñez "mandó un mensaje fraterno a los compañeros", dijo su abogada, Edith Santibáñez.

"Que no decaiga el ánimo, el espíritu de lucha debe seguir adelante", dijo Santibáñez en entrevista con Adela Micha para Imagen Radio.

La abogada dijo que en la reunión que tuvo ayer con Núñez en el penal de Oaxaca, él le dijo que "el hecho de que esté privado de su libertad no quiere decir que la lucha debe terminar, sino al contrario", y pidió a los docentes que su sacrifico y el de otros compañeros no quede impune.

"Sí lo vi, muy decaído, muy decaído, pero como él dice, 'sí me siento mal de salud, pero con la fortaleza de un espíritu de lucha'", reiteró.

Santibáñez dijo que Núñez está enfermó y que desde el día anterior a su traslado no recibe atención médica, por lo que su esposa le llevará hoy medicinas; "ha estado mal de salud, lo constaté ayer, me sorprendió mucho verlo en este estado tan débil".

La abogada dijo que los integrantes de la CNTE detenidos no deben de estar en una prisión federal, debido a que los crímenes que se les imputan corresponden al fuero común, además de que el mes anterior se logró una libertad bajo fianza por el delito federal que se les imputa.

Rubén Núñez, Francisco Villalobos, Heriberto Margariño y Aciel Sibaja, líderes de la sección 22, fueron trasladados, ayer, del penal de máxima seguridad de Hermosillo al penal de Miahuatlán, Oaxaca.