Barbosa pide a gobiernos garantizar elecciones

El presidente del Senado pidió a los gobiernos de estados como Oaxaca, Michoacán y Guerreo, así como el federal, que los acuerdos con grupos inconformes sean transparentes y públicos.
El presidente Enrique Peña Nieto y Miguel Barbosa, presidente del Senado, durante la conmemoración del 25 aniversario de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
El presidente Enrique Peña Nieto y Miguel Barbosa, presidente del Senado, durante la conmemoración del 25 aniversario de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Ante el clima de violencia que permea el proceso electoral, el presidente del Senado, Miguel Barbosa, hizo un llamado al gobierno federal y a los gobiernos de los estados para que a través del diálogo y la aplicación de la ley se garantice que las elecciones se realizarán con elecciones con normalidad

Pidió a los gobierno de Oaxaca, Michoacán y Guerrero, así como al federal, que las negociaciones y acuerdos con los grupos inconformes sean transparentes, públicos y que no haya impunidad ante las infracciones a la ley cometidas hasta el momento.

En conferencia de prensa, el senador dijo que las infracciones a la norma deben castigarse porque las campañas no pueden ser el tiempo en que todo se vale y una vez transcurrido el día de la votación, todo se olvida.

También exhortó a la población a salir a votar este 7 de junio porque se trata, dijo, de un derecho y de una obligación cívica indeclinable.

Barbosa Huerta dijo que ante las acciones de boicot a las elecciones por parte de grupos que se oponen a la reforma educativa, como la CNTE, es necesario garantizar el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos a votar.

"Necesitamos que los titulares de las dependencias públicas cumplan con sus funciones institucionales de salvaguardar el ejercicio libre del voto", dijo.

Advirtió que la libre expresión de las ideas y las manifestaciones públicas están salvaguardadas por la Constitución, por ello, afirmó, de ninguna manera son aceptables las negociaciones ocultas, porque hay hechos de confrontación, violencia, daños y destrucción de instalaciones públicas y privadas que dañan la convivencia social y afectan la gobernabilidad democrática.

Insistió en que no se puede aceptar negociaciones que incluyan prebendas a grupos organizados gremiales, que utilizan estos escenarios para obtener beneficios y el Senado, dijo, quiere saber en qué consisten dichas negociaciones.