La CNTE tampoco llega al Zócalo

Supuestos normalistas vandalizan terminal de autobuses en Chiapas y en Oaxaca desalojan 33 puntos carreteros.
El contingente de maestros partió después de la hora programada para su marcha.
El contingente de maestros partió después de la hora programada para su marcha. (Elba Mónica Bravo)

México

Los 7 mil participantes de la marcha que partió del Ángel de la Independencia no fueron suficientes, tampoco el fuero de la diputada Araceli Damián, para abrir el cerco policiaco, que cerró el paso a la altura del Palacio de Bellas Artes.

Después de una hora y 20 minutos de la manifestación convocada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la vanguardia gritó “¡Zócalo! ¡Zócalo!”, mientras una comisión de diálogo encabezada por la legisladora de Morena decía: “¡Somos diputados!, ¡académicos!, ¡investigadores!”.

Damián y el rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Hugo Aboites, exigieron al director de Concertación Política, David Vera, abrir el resguardo policiaco.

Ante la negativa, la legisladora y el académico John Ackerman hablaron por teléfono celular con la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, para que les permitieran llegar al Zócalo, pero la respuesta no fue satisfactoria.

Incluso Ackerman advirtió que los manifestantes podían quedarse en plantón indefinido sobre avenida Juárez, por lo que insistió en que era preferible dejar pasar al contingente solo para hacer un mitin, pero Mercado no accedió.

Argumentaron que no se trataba solo de una manifestación de la CNTE, sino de organizaciones sindicales, sociales y de padres de normalistas de Ayotzinapa, pero el cerco de más de mil elementos frente al Palacio de Bellas Artes no se movió.

La Secretaría de Seguridad Pública informó que participaron alrededor de 7 mil manifestantes y 4 mil 516 elementos de la policía preventiva, con saldo blanco.

La marcha fue liderada por los dirigentes Enrique Enríquez, de la sección 9 de la Ciudad de México; Víctor Manuel Zavala, de la 18 de Michoacán; Ramos Reyes, de la 14 de Guerrero, y Adelfo Gómez, de la 7 de Chiapas, quien señaló que su meta “no era llegar al Zócalo, sino mostrar fuerza”.

Los inconformes se sentaron sobre avenida Juárez y acusaron al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, de represor y de violar la Constitución por obstaculizar el libre tránsito.

También exigieron, mediante un documento, la libertad inmediata e incondicional de los presos políticos, la cancelación de las órdenes de aprehensión, el cese de la represión y la mesa de diálogo con Gobernación.

Entre los firmantes están Pablo González Casanova, el obispo Raúl Vera, Miguel Concha Malo, Rodolfo Stavenhagen, Víctor Flores, Gilberto López y Rivas, Alfredo López Austin y el cura Alejandro Solalinde, así como organizaciones civiles, la UNAM, el IPN, la UAM y la UACM.

MOVILIZACIONES EN 3 ESTADOS

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los bloqueos a plazas comerciales por parte de maestros adheridos a la CNTE se prolongaron por 12 horas. A 32 días del paro, cerraron los accesos de 8:00 a 20:00 horas en Plaza las Américas, Plaza Polifórum, Plaza Crystal y Plaza Galerías, donde la policía resguarda las inmediaciones.

Gasolineros colgaron mantas en apoyo al magisterio con la frase “Sí al diálogo”, pues las estaciones han sido vandalizadas durante las protestas y ofrecen combustible gratis a automovilistas.

En el municipio de Tapachula de Córdova y Ordóñez, grupos de jóvenes, presuntos normalistas, vandalizaron la terminal de autobuses Omnibus Cristóbal Colón. Los inconformes quebraron vidrios y se retiraron después de casi una hora. Otro grupo de profesores tomó plazas comerciales en esta localidad.

En tanto, el subsecretario de educación federalizada de Chiapas, Florentino Pérez Pérez, garantizó la entrega, en su totalidad, de las mil 130 notificaciones de despido a los profesores que acumularon más de tres faltas.

Aclaró que aunque las oficinas de la Secretaría de Educación estatal fueron vandalizadas el jueves por la madrugada y presuntos profesores dañaron el Área Jurídica y Administrativa, no se afectó el proceso, pues la información está respaldada.

En Guerrero, miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación se apoderaron de tres autobuses de servicio foráneo, de los que bajaron a los pasajeros en la entrada sur de Chilpancingo.

Ante el arribo de la policía antimotines, los mentores decidieron retirarse y trasladaron los autobuses a su campamento.

En Oaxaca, fuerzas federales y estatales de seguridad lograron despejar 33 de 37 puntos carreteros en la zona del Istmo de Tehuantepec bajo control de la sección 22 y organizaciones aliadas por más de 36 horas.

Se reportaron enfrentamientos entre docentes y policías en el municipio de Santo Domingo Zanatepec y a la altura del canal 33, en Ciudad Ixtepec.

Los elementos de seguridad despejaron el bloqueo a la refinería Antonio Dovalí Jaime y recuperaron 50 pipas utilizadas para despresurizar la planta de Pemex, en Salina Cruz.

En Juchitán de Zaragoza se registraron disturbios y vandalismo en una tienda departamental y una distribuidora automotriz, además de saqueo a comercios; no obstante, liberaron a un federal al que tomaron como rehén y amenazaron con linchar.

A la 1 de la mañana se tenía programada la incursión de policías al zócalo de la ciudad de Oaxaca para desalojar el plantón de profesores.

Con información de: Issa Maldonado, Alma Paola Wong, Abraham Jiménez, Hermes Chávez, Rogelio Agustín, Óscar Rodríguez y José Antonio Belmont.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]